• Busca entre miles de poemas en español aquellos que contengan la palabra o palabras que desees.

Se han encontrado 448 poemas con la palabra "poema de amistad que tenga 3 estrofas y 5 versos" se muestran del 31 al 40
  • José Asunción Silva

    Al oído del lector

    José Asunción Silva

    363 veces visto

  • fue una ternura vaga
    lo que inspiran los niños enfermizos,
    los tiempos idos y las noches pálidas.
    [...]
    cuando el amor lo agita poderoso
    tiembla, medita, se recoge y calla.
    Pasión hubiera sido
    [...]
    en otro tiempo más feliz escritas
    no tuvieran estrofas sino lágrimas.
    [...]

    Seguir leyendo Al oído del lector


  • José Ángel Buesa

    El amigo

    José Ángel Buesa

    732 veces visto

  • No envidiéis mi alegría, mi salud ni mi canto;
    no envidiéis lo que sueño, ni envidiéis lo quedigo.
    Todo eso vale poco, por más que cueste tanto...
    [...]
    Pero, eso sí: envidiadme la amistad de este amigo.
    Envidiadme la gloria de esta firme confianza
    [...]
    cuyo sentir profundo ni en bien ni en mal se altera,
    porque yo siento mío lo que su mano alcanza,
    y en él es permanente mi dicha pasajera.
    [...]
    Envidiadme este amigo que me mira de frente,
    pues ni lo acerca el triunfo ni lo aleja el fracaso,
    [...]
    y él madura en espiga lo que en mí fue simiente,
    y yo duermo en su lecho pero él bebe en mi vaso.
    [...]
    No importa si estoy solo, pues siempre está conmigo,
    y mis propias arrugas lo van haciendo viejo...
    Ah, sí, envidiadme todos la amistad de este amigo
    [...]

    Seguir leyendo El amigo


  • Pablo Neruda

    Un perro ha muerto

    Pablo Neruda

    993 veces visto

  • su mala educación, su nariz iría.
    Y yo, materialista que no cree
    en el celeste cielo prometido
    [...]
    donde yo no entraré, pero él me espera
    ondulando su cola de abanico
    para que yo al llegar tenga amistades.
    [...]
    Ay no diré la tristeza en la tierra
    de no tenerlo más por compañero,
    que para mí jamás fue un servidor.
    [...]
    Tuvo hacia mí la amistad de un erizo
    que conservaba su soberanía,
    [...]
    la amistad de una estrella independienre
    sin más intimidad que la precisa,
    [...]
    no se trepaba sobre mi vestuario
    llenándome de pelos o de sarna,
    no se frotaba contra mi rodilla
    [...]
    No, mi perro me miraba
    dándome la atención que necesito,
    la atención necesaria
    [...]
    para hacer comprender a un vanidoso
    que siendo perro él,
    con esos ojos, más puros que los míos,
    [...]
    perdía el tiempo, pero me miraba
    con la mirada que me reservó
    toda su dulce, su peluda vida,
    [...]
    su silenciosa vida,
    cerca de mí, sin molestarme nunca,
    y sin pedirme nada.
    [...]
    andando junto a él por las orillas
    del mar, en el invierno de Isla Negra,
    en la gran soledad: arriba el aire
    [...]
    traspasado de pájaros glaciales,
    y mi perro brincando, hirsuto, lleno
    [...]
    de voltaje marino en movimiento:
    mi perro vagabundo y olfatorio
    [...]
    enarbolando su cola dorada
    frente a frente al Océano y su espuma.
    Alegre, alegre, alegre
    [...]
    sin nada más, con el absolutismo
    de la naturaleza descarada.
    No hay adiós a mi perro que se ha muerco.
    [...]
    Y no hay ni hubo mentira entre nosotros.
    Ya se fue y lo enterré, y eso era todo.
    [...]

    Seguir leyendo Un perro ha muerto


  • José Asunción Silva

    Un poema

    José Asunción Silva

    242 veces visto


  • Soñaba en ese entonces en forjar un poema,
    de arte nervioso y nuevo obra audaz y suprema,
    [...]
    escogí entre un asunto grotesco y otro trágico
    llamé a todos los ritmos con un conjuro mágico
    [...]
    Y los ritmos indóciles vinieron acercándose,
    juntándose en las sombras, huyéndose y buscándose,
    [...]
    ritmos sonoros, ritmos potentes, ritmos graves,
    unos cual choques de armas, otros cual cantos de aves,
    de Oriente hasta Occidente, desde el Sur hasta el Norte
    [...]
    de metros y de formas se presentó la corte.
    Tascando frenos áureos bajo las riendas frágiles
    [...]
    abriéndose ancho paso por entre aquella grey
    vestido de oro y púrpura llegó el soneto rey,
    y allí cantaron todos... Entre la algarabía,
    [...]
    me fascinó el espíritu, por su coquetería
    alguna estrofa aguda que excitó mi deseo,
    con el retintín claro de su campanilleo.
    [...]
    Y la escogí entre todas... Por regalo nupcial
    le di unas rimas ricas, de plata y de cristal.
    [...]
    En ella conté un cuento, que huyendo lo servil
    tomó un carácter trágico, fantástico y sutil,
    [...]
    era la historia triste, desprestigiada y cierta
    de una mujer hermosa, idolatrada y muerta,
    [...]
    y para que sintieran la amargura, exprofeso
    junté sílabas dulces como el sabor de un beso,
    [...]
    bordé las frases de oro, les di música extraña
    como de mandolinas que un laúd acompaña,
    [...]
    dejé en una luz vaga las hondas lejanías
    llenas de nieblas húmedas y de melancolías
    y por el fondo oscuro, como en mundana fiesta,
    [...]
    cruzan ágiles máscaras al compás de la orquesta,
    envueltas en palabras que ocultan como un velo,
    [...]
    y con caretas negras de raso y terciopelo,
    cruzar hice en el fondo las vagas sugestiones
    [...]
    de sentimientos místicos y humanas tentaciones...
    Complacido en mis versos, con orgullo de artista,
    [...]
    les di olor de heliotropos y color de amatista...
    Le mostré mi poema a un crítico estupendo...
    [...]
    Y lo leyó seis veces y me dijo... «¡No entiendo!».
    [...]

    Seguir leyendo Un poema


  • Ernesto Cardenal

    Epigrama

    Ernesto Cardenal

    128 veces visto

  • Myriam, con estos
    versos de amor
    mis versos te recordarán
    [...]
    que los rostros
    de las rosas se
    [...]
    te recordarán
    que hay que cortar
    el amor,
    [...]
    Y que tu rostro
    pasará como
    [...]
    Grecia y Roma
    Cuando no haya
    [...]
    más amor
    ni rosas de Costa Rica
    Recordarás, Myriam,
    [...]

    Seguir leyendo Epigrama


  • Carolina Coronado

    En el álbun de una señora que pedía versos largos y cortos

    Carolina Coronado

    316 veces visto


  • Los versos más largos y aquéllos más cortos
    que tengan del arte las reglas concisas,
    [...]
    señora, aunque sean horribles abortos
    decís que queréis en letras precisas;
    Vos
    [...]
    A
    Mi musa ignorante de tales hazañas
    inspiran, señora, el grande talento
    [...]
    de hacer en el Álbum, con formas extrañas,
    la rara poesía del genio portento
    [...]
    Que
    Yo
    [...]

    Seguir leyendo En el álbun de una señora que pedía versos largos y cortos


  • José Ángel Buesa

    La mujer sin nombre

    José Ángel Buesa

    336 veces visto


  • Por ti escribo estos versos, aunque no sé quién eres;
    estos versos que acaso tú nunca leerás...
    [...]
    Quizás estés ahora junto al hombres que quieres,
    o el hombre que tú quieres no te quiere quizás.
    [...]
    Yo he de olvidarte pronto, como a tantas otras mujeres,
    y tú, al hombre que hoy amas, también lo olvidarás,
    [...]
    y vendrán otras noches y otros amaneceres,
    sin que nos encontremos nuevamente jamás...
    [...]
    Y te escribo estos versos, mujer desconocida,
    con la extraña certeza de haberte amado en vano,
    [...]
    aunque te vi un instante solamente en la vida.
    Y si acaso lo lees, tú, la mujer sin nombre,
    quizás sientas la angustia de un recuerdo lejano,
    [...]
    y entornarás los ojos, pensando en otro hombre...
    [...]

    Seguir leyendo La mujer sin nombre


  • Pedro Salinas

    El poema

    Pedro Salinas

    169 veces visto


  • Y ahora, aquí está frente a mí.
    Tantas luchas que ha costado,
    [...]
    tantos afanes en vela,
    tantos bordes de fracaso
    junto a este esplendor sereno
    [...]
    ya son nada, se olvidaron.
    Él queda, y en él, el mundo,
    la rosa, la piedra, el pájaro,
    [...]
    aquéllos , los del principio,
    de este final asombrados.
    ¡Tan claros que se veían,
    [...]
    y aún se podía aclararlos!
    Están mejor; una luz
    [...]
    que el sol no sabe, unos rayos
    los iluminan, sin noche,
    [...]
    para siempre revelados.
    Las claridades de ahora
    lucen más que las de mayo.
    [...]
    qué sencillo el gran milagro!
    En esta luz del poema,
    todo,
    [...]

    Seguir leyendo El poema


  • Luis Cañizal de la Fuente

    Diferencias sobre la folía

    Luis Cañizal de la Fuente

    165 veces visto

  • “No sé de dónde habrá salido históricamenteel orgullo español, pero mejor haríamos no removiéndolonunca más, porque desde el XV anduvo España pidiendo limosnade misericordia y piedad por toda Europa con el pecho herido de la vigüelade arco, con la palma patética y desolada que se llama así,la Folía della Spagna.”
    *
    [...]
    “El poema Diferencias sobre la folía: sus primeros versos sonpara dibujar la estancia en que tendrá lugar la gran trapaceríay entrega por asedio del corazón de España. Lo primero, pues,los diedros del aposento,  que tiene cúpula de Panteónde Agripa, oquedad de lagar y resonancia de zafra abandonada a traición.Luego, en sucesivas diferencias, irán pasando los pasos del saqueo,del despojo, la inundación, la insolencia, la intemperie y el colmode esa recámara, hasta conseguir que sus líneas dibujen lafigura de la mundana.”
    *
    [...]

    Seguir leyendo Diferencias sobre la folía


  • Carolina Coronado

    A dónde estáis, consuelos de mi alma

    Carolina Coronado

    259 veces visto


  • ¿A dónde estáis, consuelos de mi alma,
    cantoras de esta edad, hermanas mías,
    [...]
    que os escucho sonar y nunca os veo,
    que os llamo y no atendéis mi voz amiga?
    [...]
    ¿A dónde estáis, risueñas y lozanas
    juveniles imágenes queridas?...
    [...]
    venid, cantoras, con las sacras liras.
    He visto alguna vez que al cuerpo herido
    flores que sanan con su jugo aplican,
    [...]
    de mi espíritu triste a la dolencia
    yo le aplicara la amistad que alivia.
    [...]
    Flores, que la salud de pobre enferma
    pudierais reanimar con vuestra vista,
    [...]
    ¿por qué estáis de la tierra en el espacio,
    colocadas tan lejos de mi vida?...
    [...]
    Ése es, cantoras, de infortunio el colmo,
    ésa en el mundo la mayor desdicha;
    [...]
    sufrir el mal, adivinar remedio
    y no lograrlo cuando el bien nos brinda.
    No he de lograrlo sola y olvidada,
    [...]
    como el espino en la ribera umbría,
    de mi cariño las lozanas flores
    lejos de la amistad caerán marchitas.
    [...]
    ¿Qué valen las desgracias si a sus horas
    de tormentoso afán sigue la dicha?
    Es menos bella la existencia, hermanas,
    [...]
    pálida, melancólica, indecisa;
    que no tenga un azar de los que rinden
    ni una felicidad de las que animan.
    [...]
    ¡A Dios, auras de abril, rosas de mayo,
    cantoras bellas de la patria mía!
    [...]
    pero al ardiente sol mando un suspiro
    y a la luna, al lucero y a la brisa
    para que allá, donde en la tierra os hallen,
    [...]
    lo lleven en sus alas fugitivas.
    ¿Qué dais, hermanas, de mi amor en pago?
    Dadme canciones tiernas y sencillas
    [...]
    reflejo puro de las almas vuestras,
    consuelo activo de las ansias mías;
    [...]
    y así podré exclamar «¡nunca las veo,
    sin verlas moriré, mas logro oírlas!»
    [...]

    Seguir leyendo A dónde estáis, consuelos de mi alma