Poema ¡Ea!, aprisa subamos de la vida de María Rosalía Rita de Castro

¡Ea!, aprisa subamos de la vida

de María Rosalía Rita de Castro


øøø

 ¡Ea!, ¡aprisa subamos de la vida
La cada vez más empinada cuesta!
Empújame dolor, y hálleme luego
En su cima fantástica y desierta.

   No, ni amante, ni amigo,
  Allí podrá seguirme;
¡Avancemos!... ¡Yo ansio de la muerte
  La soledad terrible!

 Mas ¿para qué subir?; fatiga inútil
Cuando es la vida fatigosa llama,
Y podemos, ¡poder desventurado!,
Con un soplo levísimo apagarla.

 Ruge a mis pies el mar, ¡soberbia tumba!
La onda encrespada estréllase imponente

Contra la roca, y triste muere el día
Como en el hombre la esperanza muere.

 ¡Morir!; esto es lo cierto;
Y todo lo demás mentira y humo;
  Y del abismo inmenso,
Un cuerpo sepultóse en lo profundo.

 Lo que encontró después posible y cierto
El suicida infeliz, ¿quién lo adivina?
  ¡Dichoso aquel que espera
Tras de esta vida hallarse en mejor vida!



Analizar métrica y rima de ¡Ea!, aprisa subamos de la vida