Poema 7 de noviembre (1912) de Amado Nervo

7 de noviembre (1912)

de Amado Nervo


La noche en que estaba tendida hoy hace diez meses era la nocheúltima que iba a pasar en su casa, bajo nuestro techo acogedor.¡En su casa, donde siempre había sido el alma, y la luz, ytodo! ¡En su casa, donde la adorábamos con la másvieja, noble y merecida ternura; donde cuanto la rodeaba era suyo,afectuosamente suyo!

¡Y habría que echarla fuera al día siguiente!Fuera, como a una intrusa... Fuera el pleno invierno, entre eltrágico sollozar de los cierzos. Y habría que alejarla denosotros como a una cosa impura, nefanda; ¡que esconderla en uncajón enlutado y hermético!, y llevarla lejos, por elcampo llovido, por los barrizales infectos, para meterla en un agujerosucio y glacial. ¡A ella, que había disfrutado pormás de diez años la blancura tibia de la mitad de milecho! ¡A ella, que había tenido mi hombro viril y segurocomo almohada de su cabecita luminosa! ¡A ella, que vio misolicitud tutelar encendida siempre como una lámpara sobre suexistencia!

¡Oh, Dios , dime si sabes de una más despiadada angustia,y si no merezco ya que brille para mí tu misericordia!...


Analizar métrica y rima de 7 de noviembre (1912)


Comentarios de 7 de noviembre (1912)