Poema Al joven meditador José Ortega y Gasset de Antonio Machado

Al joven meditador José Ortega y Gasset

de Antonio Machado


A ti laurel y yedra
corónente, dilecto
de Sofía, arquitecto.
Cincel, martillo y piedra
y masones te sirvan; las montañas
de Guadarrama frío
te brinden el azul de sus entrañas,
meditador de otro Escorial sombrío,
y que Felipe austero,
al borde de su regia sepultura,
asome a ver la nueva arquitectura
y bendiga la prole de Lutero.



Analizar métrica y rima de Al joven meditador José Ortega y Gasset


Comentarios de Al joven meditador José Ortega y Gasset

comments powered by Disqus