Poema Al señor don Mariano Luis de Urquijo de Juan Meléndez Valdés

Al señor don Mariano Luis de Urquijo

de Juan Meléndez Valdés



La lira de marfil que tierno un día
pulsar, Musas, osé con diestra mano
cuando de Otea en el florido llano
joven Lusindo suspirar me oía,

atempladme, volved; la amistad mía
hoy el timbre celebra soberano
con que su cuello resplandece ufano,
merced a un rey de buenos alegría.

Rayos de luz el vellocino de oro
despide, ornando el generoso pecho
de alta prudencia y pundonor morada.

Veló la envidia con amargo lloro,
pero el nombre feliz a su despecho
crece y sube a la bóveda estrellada.



Analizar métrica y rima de Al señor don Mariano Luis de Urquijo