Poema Canción del recuerdo de Francisco Villaespesa

Canción del recuerdo

de Francisco Villaespesa


                  II

El alba iluminó la vidriera,
y a su luz angustiosa y azulada,
yerto, sobre el blancor de la almohada,
Se destacaba su perfil de cera.

Abrió los ojos, y la vida entera
palpitó en la inquietud de su mirada,
y en mis manos su frágil mano helada
temblaba como un ave prisionera...

Balbució su voz: ¡Te adoro tanto!
¡Pídele al Cielo que mañana viva!
Y mis venas heláronse de espanto

al contemplar sobre su faz inerte,
como el vuelo de un ave fugitiva,
aletear las sombras de la Muerte.


Analizar métrica y rima de Canción del recuerdo


Comentarios de Canción del recuerdo

comments powered by Disqus