Poema Canciones de Bartolomé de Argensola

Canciones

de Bartolomé de Argensola

dio principio a nuestra vida,
y el virgen concebimiento,
con tu santo nacimiento
nos dio ley muy escogida.

Tu santa circuncisión
y el ofrecer de los Reyes,
tu muerte y resurreción
tu miraglosa acensión,
destruyó las falsas leyes;

y con tu recebimiento
se libró nuestra caýda,
y el virgen concebimiento
con tu santo nacimiento
nos dio ley muy escogida.

2

Todos deven bien obrar
viendo el mundo cómo rueda,
pues al fin, fin, más no queda
del plazer que del pesar.

La vida esté sin reposo,
la voluntad muy despierta,
que la muerte está muy cierta
aunque el quando muy dudoso.

Y no se deve tardar
a bien hazer el que pueda
pues al fin, fin, más no queda
del plazer que del pesar.

3

Rey y reina, tales dos
nunca fueron en el mundo,
reyes sin tener segundo,
siervos muy siervos de Dios.

Siervos de Dios y su Madre,
reyes mucho más que reyes,
muerte de las falsas leyes,
vida de la de Dios padre.

Assí que Dios es con vos,
pues por Él soys en el mundo,
reyes sin tener segundo,
siervos muy siervos de Dios.

4

Las cosas que desseamos
tarde o nunca las avemos
y las que menos queremos
más presto las alcançamos.

Porque fortuna desvía
aquello que nos aplaze,
mas lo que pesar nos haze
ella mesma nos lo guía.

Y por lo que más penamos
alcançar no lo podemos,
y lo que menos queremos
muy más presto lo alcançamos.

5

Querría no dessearos
y dessear no quereros,
mas, si me aparto de veros,
tanto me pena dexaros
que me olvido de olvidaros.

Si os demando galardón
en pago de mis servicios,
daysme vos por beneficios
pena, dolor y passión,
por más desconsolación.

Y no puedo desamaros
aunque me aparto de veros,
que si pienso en no quereros
tanto me pena dexaros
que me olvido de olvidaros.

6

Si la fe y el galardón
por un peso se pesasse,
cierto soy que no faltasse
gran remedio a mi passión.

Mi passión es muy crecida
y mi fe de fe muy llena,
que, según la fe, la pena
se da por una medida.

Y si la fe y la afición
a galardón se pesasse
cierto soy que no faltasse
gran remedio a mi passión.

7

Muchas vezes he acordado
de olvidar a vos, mi dios,
y en acordarme de vos
hállome desacordado.

He procurado olvidaros
por acordarme de mí;
quando pienso en cómo os vi
pienso más en más amaros.

Y con este tal cuydado,
cuydoso por vos, mi dios,
en acordarme de vos
hállome desacordado.

8

Aunque en tal día soléys
dar mercedes, beneficios,
yo no pido que me deys,
que me deys, mas que toméys
y recibáys mis servicios.

Mis servicios recibiendo
son mercedes que recibo;
yo recibo, pues, sirviendo;
quanto más bivo muriendo
tanto más muriendo bivo.

Si mis servicios queréys,
no quiero más beneficios
ni que más galardonéys;
con esto me pagaréys:
que recibáys mis servicios.

9

Con la muy crecida fe
he cobrado tan gran miedo
que mi mal dezir no sé
a quien callar no lo puedo.

No puedo, triste, callar
porque mi mal siempre crece;
no sé cómo lo contar
porquel favor me fallece.

Y no sé razón por qué
tan sin favor yo me quedo,
que mi mal dezir no sé
a quien callar no lo puedo.

10

Del amor viene el cuydado
y del cuydado el penar,
de la pena el sospirar
del leal enamorado.

Quel sospiro no es passión,
mas descanso del tormento
do descansa el pensamiento
del cuydoso coraçón.

Y la pena del penado
que pena por bien amar
se muestra en el sospirar
del leal enamorado.

11

No quiero querer querer
sin sentir sentir sufrir
por poder poder saber
merecer el merecer
y servir más que servir.

Que sirviendo padeciendo
no padece quien padece,
y sufriendo mereciendo
y mereciendo sufriendo
merece más quien merece.

Y el perder es no perder
el bivir que no es bivir
por poder poder saber
merecer el merecer
y servir más que servir.

12

Desque triste me partí
sin veros a la partida,
se partió luego mi vida
donde nunca más la vi.

Partió mi vida en partir
con una passión tan fuerte
que aunque venga ya la muerte
será dulce de sufrir.

Si sentís lo que sentí
sentiréys en mi partida
que partió luego mi vida
donde nunca más la vi.

13

Todos os deven servicios,
servicios con afición,
afición, querer, passión,
la passión por beneficios.

Beneficios son los males,
los males por vos sufridos,
sufridos bien merecidos,
merecidos pues son tales.

Tales son que con servicios
serviros es galardón,
galardón, querer, passión,
la passión por beneficios.

14

No quiero mostrar quereros
porque no toméys favor
para más encareceros,
pues que no temo perderos
por falta de fe ni amor.

Desseo siempre serviros,
procuro de no enojaros,
querría merced pediros
y no quiero descubriros
quánto peno por amaros.

Que si doy a conoceros
mi desseoso dolor
será más encareceros,
mas yo no temo perderos
por falta de fe ni amor.

15

Es de aquesta condición
el sospirar, según siento,
que en sospiros de afición
si descansa la passión
es para doblar tormento.

Tormento de más penar,
penar y doblar fatigas,
las fuerças del sospirar,
aunque muestran descansar,
son de descanso enemigas.

Assí que sospiros son
muestras de tal sufrimiento,
que en sospiros de afición,
si descansa la passión
es para doblar tormento.

16

Si supiesse contentaros
como sé saber quereros,
yo ternía, sin perderos,
esperança de ganaros.

Soy tan vuestro desque os vi
que ninguna cosa sé
sino tener con vos fe
sin saber parte de mí.

Assí que, si contentaros
supiesse como quereros,
yo ternía, sin perderos,
esperança de ganaros.



Analizar métrica y rima de Canciones


Comentarios de Canciones

comments powered by Disqus