Poema Cuál nunca osó mortal tan alto el vuelo de Francisco de Aldana

Cuál nunca osó mortal tan alto el vuelo

de Francisco de Aldana


¿Cuál nunca osó mortal tan alto el vuelo
subir, o quién venció más su destino,
mi clara y nueva luz, mi sol divino,
que das y aumentas nuevo rayo al cielo,

cuanto el que pudo en este bajo suelo,
(¡oh estrella amiga, oh hado peregrino!)
los ojos contemplar que de contino
engendran paz, quietud, guerra y recelo?

Bien lo sé yo, que Amor, viéndome puesto
do no sube a mirar con mucha parte
olmo, pino, ciprés, ni helado monte,

de sus ligeras alas diome presto
dos plumas y me dijo. «Amigo, ¡guarte
del mal suceso de Ícaro o Fetonte!»



Analizar métrica y rima de Cuál nunca osó mortal tan alto el vuelo


Comentarios de Cuál nunca osó mortal tan alto el vuelo

comments powered by Disqus