Poema Desvelo de los ngeles de Hrib Campos Cervera

Desvelo de los ngeles

de Hrib Campos Cervera

en la hora del trnsitodel Hijo. Escuchar en la noche
tus palabras:... nio, mi nio....Pablo
Neruda I Sobre albas de maitines los ngeles
caminan.Hacia qu territorios de msica y laurelesllevan su paz inmensa
y transparente?Junto a qu latitudes de transido desvelovan con el
nardo intacto de su historia? En espejos de nieve se miran y en
perpetuososiego, nos recuerdan. Pero no duermen
nunca:araan nuestra sangre llena de amargas heces;suben por nuestras
duras primaveras de sueos,y en nuestra cal sonmbula y
helada,sollozan... Y un da estn, de nuevo,con su ceguera
triste de racesoprimiendo el camino de las
llagas. II Los ngeles son nuestros: son nuestras alas
rotas;son las anclas dormidas sobre lechos de herrumbres,en la raz
penosa de la tierra. Es nuestra voz de niebla y de
distancia:-esa que no pudimos usar en el instantede elegir el camino
marinero. Los ojos de los ngeles no duermen:estn en nuestras
rbitas salobresbuscando el necesario reverso de la luz. Y sus
labios sumisamente eligenlas palabras que nombran la morada del
sueo. Sus manos son jazmines sellados de silencio,junto a una
cruz de nieve, eterna y pura. III Los ngeles navegan
siempre...Un necesario acontecer los llamahacia seguras islas de
recuerdo y nostalgia.Ardientes Rosas de los Vientos crecensobre el
pecho, librado de mrmoles tempranos,y una remota msica de brjulasles
traza itinerarios sobre un atlas de nube,hacia dolientes rumbos de lunas
desoladas. Estn entre archipilagos de sombras,reinando sobre
imperios de glaciales contornos. Cruzan la absorta dimensin del
aire,y el alba numerosa que los llevase ilumina de pjaros
azules. Los ngeles, sin rostro y sin memoria,navegan por los
cauces nocturnos de la sangre. Un cielo azul, invicto y
despejado,cuida su paz de sueos sin


Analizar métrica y rima de Desvelo de los ngeles