Poema El bao de Julio Herrera Reissig

El bao

de Julio Herrera Reissig


Entre sauces que velan una anciana casuca,
donde se desvistieran devorando la risa,
hacia el lago, Foloe, Safo y Ceres, de prisa
se adelantan en medio de la tarde caduca.

Atreve un pie Foloe, bautizase la nuca,
y ante el espejo de mbar arrbase indecisa;
meneando el talle, Safo respinga su camisa
y corre, mientras Ceres gatea y se acurruca...

Despus de agrias posturas y esperezos felinos,
gimiendo un ay! glorioso se abrazan a las ondas,
que crspanse con lbricos espasmos masculinos...

Mientras, ante el misterio de sus gracias redondas,
Loth, Febo y David, pdicos tanto como ladinos,
las contemplan y plidos huyen entre las frondas.



Analizar métrica y rima de El bao