Poema El extranjero de José Antonio Ramos Sucre

El extranjero

de José Antonio Ramos Sucre

EL EXTRANJERO
    Había resuelto esconderse para elsufrimiento. Se holgaba en una vivienda sepulcral, asilo del musgodecadente y del hongo senil. Una lámpara inútilsignificaba la desidia.
    Había renunciado los escrúpulos de lacivilización y la consideraba un trasunto de la molicie.Descansaba audazmente al raso, en medio de una hierbal prehensil.
    Insinuaba la imagen de un ser primario, intento odesvarío de la vida en una época diluvial. El cabello yla barba de limo parecían alterados con el sedimento de unrefugio lacustre.
    Se vestía de flores y de hojas para festejarlas vicisitudes del cielo, efemérides culminantes en elcalendario del rústico.
    Se recreaba con el pensamiento de volver al seno dela tierra y perderse en su oscuridad. Se prevenía para ladesnudez en la fosa indistinta arrojándose a los azares de lanaturaleza, recibiendo en su persona la lluvia fugaz el verano.Dejó de ser en un día de noviembre, el mes de lassiluetas.


Analizar métrica y rima de El extranjero


Comentarios de El extranjero