Poema La fuga intil de Juan Melndez Valds

La fuga intil

de Juan Melndez Valds



Tmido corzo, de cruel acero
el regalado pecho traspasado,
ya el seno de la yerba emponzoado,
por dems huye del veloz montero;

en vano busca el agua y el ligero
cuerpo revuelve hacia el doliente lado;
cay y se agita, y lanza congojado
la vida en un bramido lastimero.

As la flecha al corazn clavada,
huy en vano la muerte, revolviendo
el nima a mil partes dolorida;

crece el veneno, y de la sangre helada
se va el herido corazn cubriendo,
y el fin se llega de mi triste vida.



Analizar métrica y rima de La fuga intil