Poema La huella de José Antonio Ramos Sucre

La huella

de José Antonio Ramos Sucre

LA HUELLA
    Una luz febril recorría los cielos en la noche del viernes santo.
    Yo distinguía los perfiles de una ciudadoculta en la sombra y el símbolo de una escala de sonesvolátiles en el silencio penitente.
    Yo me había asomado a la ventanadespués de consignar en un escrito los azares de unapasión ideal. Yo volvía el discurso al caso de Dante, asus cuitas de amor en la cámara del sobresalto y de la amargura.
    Yo sufría del arrojo de mi pensamiento. Unaforma aviesa imitaba el objeto de mis devaneos y sugería con elademán la vista de un suplicio.
    El temporal, nacido en unos montes lívidos,fugaba delante de sí el tumulto de las tinieblas yesparcía las voces de una multitud precita. Yo dije entrealabanzas el nombre soberano, cifra de mis anhelos, y el fantasmalacónico se deslizó de mi presencia, dejando en su vez unreguero de polvo.


Analizar métrica y rima de La huella


Comentarios de La huella

comments powered by Disqus