Poema La primavera de la aldea de Jaime Torres Bodet

La primavera de la aldea

de Jaime Torres Bodet


La primavera de la aldea
bajó esta tarde a la ciudad,
con su cara de niña fea
y su vestido de percal.

Traía nidos en las manos
y le cantaba el corazón
como en los últimos manzanos
el trino del primer gorrión.

Tenía, como los duraznos,
de nieve y rosa hecha la piel
y sobre el lomo de los asnos
llevaba su panal de miel.

A la ciudad, la primavera
trajo del campo un suave olor
en las tinas de la lechera
y los jarros del aguador...


Analizar métrica y rima de La primavera de la aldea


Comentarios de La primavera de la aldea

comments powered by Disqus