Poema Las tres musas últimas castellanas 11 de Francisco de Quevedo y Villegas

Las tres musas últimas castellanas 11

de Francisco de Quevedo y Villegas



¿Ves gemir tus afrentas al vencido
toro, y que tiene, ausente y afrentado,
menos pacido el soto que escarbado,
y de sus celos todo el mundo herido?

¿Vesle ensayar venganzas con bramido,
y en el viento gastar ímpetu armado?
¿Ves que sabe sentir ser desdeñado,
y que su vaca tenga otro marido?

Pues considera, Flor, la pena mía,
cuando por Coridón, pastor ausente,
desprecias en mi amor mi compañía.

Ofreciose la vaca al más valiente,
y con razón premió la valentía:
tú me desprecias, Flor, injustamente.



Analizar métrica y rima de Las tres musas últimas castellanas 11


Comentarios de Las tres musas últimas castellanas 11

comments powered by Disqus