Poema Las tres musas últimas castellanas 27 de Francisco de Quevedo y Villegas

Las tres musas últimas castellanas 27

de Francisco de Quevedo y Villegas



Lisi, en la sombra no hallarás frescura,
tú, que con dos ardientes luminares
a la sombra la traes caniculares
que dieran a los Alpes calentura.

Del antiguo recato y compostura
han olvidado a Dafne estos lugares,
pues de dos soles tuyos, singulares,
quien huyó de uno solo se asegura.

Mas viéndole en tus ojos dividido,
para poder estar en ti dos veces,
otras tantas le mira en ti vencido.

Y siente que, como ella, le aborreces,
pues a su sombra y tronco has retraído
los rayos que le niegas y le ofreces.



Analizar métrica y rima de Las tres musas últimas castellanas 27


Comentarios de Las tres musas últimas castellanas 27

comments powered by Disqus