Poema Las tres musas últimas castellanas 30 de Francisco de Quevedo y Villegas

Las tres musas últimas castellanas 30

de Francisco de Quevedo y Villegas



Hay en Sicilia una famosa fuente
que en piedra torna cuanto moja y baña,
de donde huye la ligera caña
el vil rigor del natural corriente.

Y desde el pie gallardo hasta la frente,
Anaxar(e)te, de dureza extraña,
convertida fue en piedra, y en España
pudiera dar ejemplo más patente.

Mas donde vos estáis es excusado
buscar ejemplo en todas las criaturas,
pues mis quejas jamás os ablandaron.

Y al fin estoy a creer determinado
que algún monte os parió de entrañas duras,
o que en aquesta fuente os bautizaron.



Analizar métrica y rima de Las tres musas últimas castellanas 30


Comentarios de Las tres musas últimas castellanas 30

comments powered by Disqus