Poema Las tres musas últimas castellanas 40 de Francisco de Quevedo y Villegas

Las tres musas últimas castellanas 40

de Francisco de Quevedo y Villegas



Esta color de rosa, y azucena,
y este mirar sabroso, dulce, honesto,
y este hermoso cuello blanco, inhiesto,
y boca de rubís, y perlas llena.

La mano alabastrina, que encadena
al que más contra amor está dispuesto;
y el más libre, y tirano presupuesto
destierra de las almas, y enajena.

Esta rica, y hermosa primavera,
cuyas flores de gracias, y hermosura
ofenderlas no puede el tiempo airado.

Son ocasión que viva yo, y que muera,
y son de mi descanso, y mi ventura
principio, y fin, y alabo del cuidado.



Analizar métrica y rima de Las tres musas últimas castellanas 40


Comentarios de Las tres musas últimas castellanas 40

comments powered by Disqus