Poema Las tres musas últimas castellanas 46 de Francisco de Quevedo y Villegas

Las tres musas últimas castellanas 46

de Francisco de Quevedo y Villegas



Cuando con atención miro y contemplo
la soberana raza, y compostura
de esta divina, y celestial figura,
que de su Hacedor es vivo ejemplo.

La prima con razón bajo, y contemplo
del indigno instrumento, que procura
tocar los puntos de mayor altura,
que la madre de amor oyó en su templo.

Pues no es bien ofenderos, y agraviaros
cortamente alabando la riqueza
de los raros extremos, que en vos veo.

Sólo se ocupe el alma en contemplaros,
y estos ojos en ver esta belleza,
que es último sujeto del deseo.



Analizar métrica y rima de Las tres musas últimas castellanas 46


Comentarios de Las tres musas últimas castellanas 46

comments powered by Disqus