Poema Las tres musas últimas castellanas 54 de Francisco de Quevedo y Villegas

Las tres musas últimas castellanas 54

de Francisco de Quevedo y Villegas



Siete años de pastor Jacob servía
al padre de Raquel, serrana bella;
mas no servía a él, servía a ella,
que a ella sólo en premio pretendía.

Los días en memoria de aquel día
pasaban contentándose con vella;
mas Labán, cauteloso en lugar de ella,
ingrato a su lealtad, le diera a Lía.

Viendo el triste pastor, que con engaños
le quitan a Raquel, y el bien que espera
por tiempo, amor, y fe le merecía.

Volvió a servir de nuevo otros siete años,
y mil sirviera más, sino tuviera
para tan largo amor tan corta vida.



Analizar métrica y rima de Las tres musas últimas castellanas 54


Comentarios de Las tres musas últimas castellanas 54

comments powered by Disqus