Poema Libro de Buen Amor 28 de Juan Ruiz Arcipreste de Hita

Libro de Buen Amor 28

de Juan Ruiz Arcipreste de Hita


La golosina tienes, goloso laminero,
querríes a quantas veçes gostarlas tú primero,
enfrasquesçes, pecado, eres grand venternero,
por cobrar la tu fuerza, eres lobo carniçero.

Desque te conoçí, nunca te vi ayunar,
almuerças de mañana, non pierdas la yantar,
sin mesura meriendas, mejor quieres çenar,
si tienes qué, o puedes, a la noche çaherar.

Con la mucha vianda e vino creçe la frema,
duermes con tu amiga, afógate postema,
liévate el diablo, en el infierno te quema,
tú dises al garçón, que coma bien y non tema.

Adán el nuestro padre por gula e tragonía,
porque comió del fruto que comer non debía,
echole del paraíso Dios en aquese día,
por ello en el infierno desque morió yasía.

Mató la golosina muchos en el desierto
de los más mejores que y eran por çierto,
el profeta lo dise esto que te refierto:
por comer e tragar siempre estás boca abierto.

Feçiste por la gula a Lot, noble burgués,
beber tanto que yogó con sus fijas; pues ves
a faser tu forniçio; ca do mucho vino es,
luego es la loxuria, et todo mal después.

Muerte muy rebatada trahe la golosina
al cuerpo muy goloso e al alma mesquina;
d'esto ay muchas fablas e estorias paladina;
desírtelo he más breve por te enviar ayna.

<<<

ÍNDICE de la OBRA

>>>



Analizar métrica y rima de Libro de Buen Amor 28


Comentarios de Libro de Buen Amor 28