Poema Mientras el Austro rompe el pardo lino de Lope de Vega

Mientras el Austro rompe el pardo lino

de Lope de Vega


A Francisco de Ribera, marqués de Malpica
Soneto 144

Mientras el Austro rompe el pardo lino
y Scila suele dar voces dispares,
juntando al cielo los distintos mares,
es Bóreas santo y Júpiter divino.

No llora, antes se alegra el peregrino
sobre la lumbre de los patrios lares;
no llanto, plata ofrece a los altares
el que del indio Gange a Cádiz vino.

Gracias a Dios que la paloma escucho,
pues de oliva tu frente coronada,
podrás poner en paz tus elementos.

Reales esperanzas tardan mucho,
de la virtud al premio hay gran jornada.
Mejor es no llevar merecimientos.



Analizar métrica y rima de Mientras el Austro rompe el pardo lino


Comentarios de Mientras el Austro rompe el pardo lino