Poema No le digas a Cristo de Marilina Rébora

No le digas a Cristo

de Marilina Rébora

NO LE DIGAS A CRISTO

No le digas a Cristo:
                                     He de ir, mas espera.
Me falta, todavía, algo que me he propuesto;
el mundo me reclama, complacerle quisiera.
Ten paciencia, he de ir. Un poco y ya me apresto.

No le digas a Cristo:
                                     He de ir, aunque espera
solamente a que acabe lo que tengo dispuesto;
me conoces devota y me sabes sincera.
He de ir. Sí; después que termine con esto.

No le digas a Cristo:
                                     Espera, o bien: Aguarda.
¿Hay algo más urgente que Sus pasos seguir?
¿No es, El mismo, la fuerza que te conforta hoy?
(¡Pobre alma confundida! Sabiendo que retarda
el encuentro con El tan sólo por vivir,
decirle que se espere en lugar de ¡Ya voy!)


Analizar métrica y rima de No le digas a Cristo


Comentarios de No le digas a Cristo