Poema Ofir de José Antonio Ramos Sucre

Ofir

de José Antonio Ramos Sucre

OFIR
    La borrasca nos había separado del rumbo,arrojándonos fuera del litoral. Empezábamos a penetrar enla noche insondable del océano.
    Oíamos el gemido de unas aves perdidas en lainmensidad y yo recordé el episodio de una fábula de losgentiles, en donde el héroe escucha graznidos al cruzar unalaguna infernal. Los marineros, mudos de espanto, sujetaron a golpe deremo el ímpetu de la corriente y salieron a una ribera de palmas.
    Yo vi animarse, en aquella zona del cielo, lasfiguras de las constelaciones y miré el desperezamiento delescorpión, autor de la caída de Faetonte.
    Nosotros desembarcamos en la boca de un río ynos internamos siguiendo sus orillas de hierba húmeda. Losnaturales nos significaron la hospitalidad, brindándonos agua enunas calabazas ligeras.
    Subimos a reposar en una meseta y advertimos eldibujo de una ciudad en medio de la atmósfera transparente. Lacomparamos a la imagen pintada por la luz en el seno de un espejo.
    El rey, acomodado en un palanquín, seaventuraba a recorrer la campiña, seguido de una escolta montadasobre avestruces. Gozaba nombre de sabio y se divertíaproponiendo acertijos a los visitantes de su reino.
    Unos pájaros, de plumaje dispuesto en formade lira, bajaban a la tierra con vuelo majestuoso. Despedían delpecho un profundo sonido de arpa.
    Yo discurrí delante del soberano sobre losenigmas de la naturaleza y censuré y acusé de impostoresa los mareantes empecinados en sostener la existencia de losantípodas.
    El rey agradeció mi disertación y mellevó consigo, en su compañía  habitual. Meregaló esa misma noche con una música de batintines y detímpanos, en donde estallaba, de vez en cuando, el sonculminante del sistro.
    Salí el día siguiente sobre unelefante, dádiva del rey, a contemplar el ocaso, el prodigiomayor del país, razón de mi viaje.
    El sol se hundía a breve distancia,alumbrando los palacios mitológicos del mar.


Analizar métrica y rima de Ofir


Comentarios de Ofir

comments powered by Disqus