Poema Parnaso español 35 de Francisco de Quevedo y Villegas

Parnaso español 35

de Francisco de Quevedo y Villegas



No agradan a Polycles los pecados
con el uso plebeyo repetidos,
ni delitos por otro introducidos:
sí los mayores, y por sí inventados.

Cual si fueran virtud, los moderados
vivios Polycles tiene aborrecidos,
y los templadamente distraídos
yacen de su privanza desterrados.

De puro pecador, le son ingratos
los pecados tal vez, pues al pequeño,
o desprecia, o le admite con recatos.

De vicios hace escrupuloso empeño;
ni los quiere ordinarios ni baratos:
si tú le imitas, tú serás su dueño.



Analizar métrica y rima de Parnaso español 35


Comentarios de Parnaso español 35

comments powered by Disqus