Poema Parnaso español 44 de Francisco de Quevedo y Villegas

Parnaso español 44

de Francisco de Quevedo y Villegas



Dichoso tú, que, alegre en tu cabaña,
mozo y viejo espiraste la aura pura,
y te sirven de cuna y sepultura
de paja el techo, el suelo de espadaña.

En esa soledad, que, libre, baña
callado sol con lumbre más segura,
la vida al día más despacio dura,
y la hora, sin voz, te desengaña.

No cuentes por los cónsules los años;
hacen tu calendario tus cosechas;
pisas todo tu mundo sin engaños.

De todo lo que ignoras te aprovechas;
ni anhelas premios, ni padeces daños,
y te dilatas cuanto más te estrechas.



Analizar métrica y rima de Parnaso español 44


Comentarios de Parnaso español 44

comments powered by Disqus