Poema Quemadura del segundo de César Vallejo

Quemadura del segundo

de César Vallejo

               XXX

Quemadura del segundo
en toda la tierna cabecilla del deseo,
picadura de ají vagoroso,
a las dos de la tarde inmoral.

      Guante de los bordes borde a borde.
Olorosa verdad tocada en vivo, al conectar
la antena del sexo
con lo que estamos siendo sin saberlo.

      Lavaza de máxima ablución.
Calderas viajeras
que se chocan y salpican de fresca sombra
unánime, el color, la fracción, la dura vida,
                             la dura vida eterna.
No temamos. La muerte es así.

      El sexo sangre de la amada que se queja
dulzorada, de portar tánto
por tan punto ridículo.
Y el circuito
entre nuestro pobre día y la noche grande,
a las dos de la tarde inmoral.


Analizar métrica y rima de Quemadura del segundo


Comentarios de Quemadura del segundo

comments powered by Disqus