Poema Sobre ocho veces treinta el sol corría de Lope de Vega

Sobre ocho veces treinta el sol corría

de Lope de Vega


Soneto XXXVI

Sobre ocho veces treinta el sol corría
los años de un enfermo, que aguardaba
junto a Betsaida el ángel que bajaba,
y a las sagradas aguas revolvía.
A Cristo, que salud le prometía,
de la falta del hombre se quejaba,
que la divina luz, que le llamaba,
la noche de su error desconocía.
Yo, que imito sus obras y su nombre,
ciego a la viva luz que me reduce,
aguardo mi remedio descuidado.
Mas no puedo decir por falta de hombre,
pues tengo un hombre en Dios que me conduce
a las aguas del mar de su costado.



Analizar métrica y rima de Sobre ocho veces treinta el sol corría


Comentarios de Sobre ocho veces treinta el sol corría