Poemas de Baltasar del Alcázar

Baltasar-del-Alczar
Nombre: Baltasar del Alcázar
Nacimiento: Sevilla 1530
Muerte: Ronda, Sevilla 1606
Nacionalidad: España
Biografía de Baltasar del Alcázar

Poemas de Baltasar del Alcázar

Dios nos guarde  >> Epigramas de Alcázar
Los ojos de Elvira  >> Epigramas de Alcázar
Receta para encornar  >> Epigramas de Alcázar
En el baile  >> Epigramas de Alcázar
La nariz de Clara  >> Epigramas de Alcázar
La capa  >> Epigramas de Alcázar
Constanza  >> Epigramas de Alcázar
Doña Valentina  >> Epigramas de Alcázar
El nombre de Pedro  >> Epigramas de Alcázar
Los ojos de Ana  >> Epigramas de Alcázar
A una mujer escuálida  >> Epigramas de Alcázar
A un giboso de delante  >> Epigramas de Alcázar
El estudiante  >> Epigramas de Alcázar
Job (Epigrama)  >> Epigramas de Alcázar
Salir por pies  >> Epigramas de Alcázar
Preso de amores  >> Preso de amores
Cercada está mi alma de contrarios  >> Sonetos de Alcázar
La mujer celosa  >> Sonetos de Alcázar
A Cristo  >> Sonetos de Alcázar
Yo acuerdo revelaros un secreto  >> Sonetos de Alcázar
Di, rapaz mentiroso  >> Sonetos de Alcázar
Al amor  >> Sonetos de Alcázar
Su modo de vivir en la vejez  >> Su modo de vivir en la vejez
Una cena  >> Una cena


Poesías de Baltasar del Alcázar preferidas de nuestros lectores


  • Yo acuerdo revelaros un secreto


  • Yo acuerdo revelaros un secreto
    en un soneto, Inés, bella enemiga;
    mas, por buen orden que yo en éste siga,
    no podrá ser en el primer cuarteto.

    Venidos al segundo, yo os prometo
    que no se ha de pasar sin que os lo diga;
    mas estoy hecho, Inés, una hormiga,
    que van fuera ocho versos del soneto.

    Pues ved, Inés, qué ordena el duro hado,
    que teniendo el soneto ya en la boca
    y el orden de decillo ya estudiado,

    conté los versos todos y he hallado
    que, por la cuenta que a un soneto toca,
    ya este soneto, Inés es acabado.


  • Preso de amores


  • Tres cosas me tienen preso
    de amores el corazón,
    la bella Inés, el jamón
    y berenjenas con queso.

    Esta Inés (amantes) es
    quien tuvo en mí tal poder,
    que me hizo aborrecer
    todo lo que no era Inés.

    Trájome un año sin seso,
    hasta que en una ocasión
    me dio a merendar jamón
    y berenjenas con queso.

    Fue de Inés la primer palma,
    pero ya júzgase mal
    entre todos ellos cuál
    tiene más parte en mi alma.

    En gusto, medida y peso
    no le hallo distinción,
    ya quiero Inés, ya jamón,
    ya berenjenas con queso.

    Alega Inés su beldad,
    el jamón que es de Aracena,
    el queso y berenjena
    la española antigüedad.

    Y está tan fiel en el peso
    que juzgado sin pasión
    todo es uno, Inés, jamón,
    y berenjenas con queso.

    A lo menos este trato
    de estos mis nuevos amores,
    hará que Inés sus favores,
    me los venda más barato.

    Pues tendrá por contrapeso
    si no hiciere razón,
    una lonja de jamón
    y berenjenas con queso.