Poemas de José Ángel Buesa

Jos-ngel-Buesa
Nombre: José Ángel Buesa
Nacimiento: Cienfuegos, Cuba 1910
Muerte: Santo Domingo, República Dominicana 1982
Nacionalidad: Cuba
Biografía de José Ángel Buesa

Poemas de José Ángel Buesa



Poesías de José Ángel Buesa preferidas de nuestros lectores


  • El amigo

  • No envidiéis mi alegría, mi salud ni mi canto;
    no envidiéis lo que sueño, ni envidiéis lo quedigo.
    pues todo eso no vale ni una gota de llanto.
    Pero envidiadme todos la amistad de este amigo...

    Ah, sí, envidiad la gloria de esta firme confianza,
    cuyo sentir profundo ni en mal ni en bien se altera,
    porque yo siento mío lo que tu mano alcanza
    y en él es permanente mi dicha pasajera.

    Envidiadme este amigo que no envidia mi goce,
    compartiendo igualmente mi entusiasmo y hastío.
    Nada puede importarle si nadie lo conoce,
    porque mi canto es suyo si su silencio es mío.

    Envidiadme este amigo que me mira de frente,
    que es alegre en mi triunfo y es triste en mi fracaso,
    porque en él es espiga lo que en mí fue simiente,
    y yo duermo en su lecho pero él bebe en mi vaso.

    No importa si estoy solo, pues siempre está conmigo,
    y mis propias arrugas lo van haciendo viejo.
    Ah, sí, envidiadme todos la amistad de este amigo
                 que refleja mi espejo.

    José Ángel Buesa
    José Ángel Buesa  
    Versión 2
    Siga este enlace si desea adquirirlo (acompañado de CD donde Pepe Domingo Castaño recita a Buesa):

  • Era mi amiga


  • Era mi amiga, pero yo la amaba
    yo la amaba en silencio puramente,
    y mientras sus amores me contaba
    yo escuchaba sus frases tristemente.

    Era mi amiga, pero me gustaba
    y mi afán era verla a cada instante.
    Nunca supo el amor que yo albergaba
    porque siempre me hablaba de su amante.

    Era mi amiga para todo el mundo
    porque a nadie mi amor yo confesaba,
    pero yo la quería muy profundo
    y forzosamente me callaba.

    Era mi amiga, y mi cuerpo sentía
    estremecer si ella me miraba,
    al oírla junto a mí feliz me hacía
    más de este amor ella nunca supo nada

    y aunque sólo mi amistad yo le ofrecía,
    era mi amiga, pero yo la amaba.