Poemas de Luis de Góngora y Argote

Luis-de-Gngora-y-Argote
Nombre: Luis de Góngora y Argote
Nacimiento: Córdoba 11 de julio de 15661
Muerte: Córdoba 23 de mayo de 1627
Nacionalidad: España
Biografía de Luis de Góngora y Argote

Poemas de Luis de Góngora y Argote

Soledad Primera  >> Canciones y otros poemas de arte mayor
Fábula de Polifemo y Galatea  >> Canciones y otros poemas de arte mayor
Panegírico al Duque de Lerma  >> Canciones y otros poemas de arte mayor
Soledades (al Duque de Béjar)  >> Canciones y otros poemas de arte mayor
Soledad Segunda  >> Canciones y otros poemas de arte mayor
Con la estafeta pasada  >> Decimas
Dineros son calidad  >> Letrillas
Ándeme yo caliente  >> Letrillas
Hermana Marica  >> Romances
La más bella niña  >> Romances
Por una negra señora  >> Romances
Servía en Orán al rey  >> Romances
Angélica y Medoro  >> Romances
Amarrado al duro banco  >> Romances
Rebelde y pertinaz  >> Sonetos
Mientras por competir  >> Sonetos
A los celos  >> Sonetos
A un sueño  >> Sonetos
A Júpiter  >> Sonetos
A Don Luis de Vargas  >> Sonetos
A Francisco de Quevedo  >> Sonetos
La dulce boca  >> Sonetos
A Córdoba  >> Sonetos


Poesías de Luis de Góngora y Argote preferidas de nuestros lectores


  • Ciego que apuntas y atinas


  • Ciego que apuntas y atinas,
    Caduco dios, y rapaz,
    Vendado que me has vendido,
    Y niño mayor de edad,
    Por el alma de tu madre
    -Qué murió, siendo inmortal,
    De envidia de mi señora-,
    Que no me persigas más.
    Déjame en paz, Amor tirano,
    Déjame en paz.

    Baste el tiempo mal gastado
    Que he seguido a mi pesar
    Tus inquïetas banderas,
    Forajido capitán.
    Perdóname, Amor, aquí,
    Pues yo te perdono allá
    Cuatro escudos de paciencia,
    Diez de ventaja en amar.
    Déjame en paz, Amor tirano,
    Déjame en paz

    Amadores desdichados,
    Que seguís milicia tal,
    Decidme:¿qué buena guía
    Podéis de un ciego sacar?
    De un pájaro ¿qué firmeza?
    ¿Qué esperanza de un rapaz?
    ¿Qué galardón de un desnudo?
    De un tirano ¿qué piedad?
    Déjame en paz, Amor tirano,
    Déjame en paz

    Diez años desperdicié,
    Los mejores de mi edad,
    En ser labrador de Amor
    A costa de mi caudal.
    Como aré y sembré, cogí;
    Aré un alternado mar,
    Sembré una estéril arena,
    Cogí vergüenza y afán.
    Déjame en paz, Amor tirano,
    Déjame en paz

    Una torre fabriqué
    Del viento en la raridad,
    Mayor que la de Nembrot,
    Y de confusión igual.
    Gloria llamaba a la pena,
    A la cárcel libertad,
    Miel dulce al amargo acíbar,
    Principio al fin, bien al mal.
    Déjame en paz, Amor tirano,
    Déjame en paz


  • A un sueño



  • Varia imaginación que, en mil intentos,
    a pesar gastas de tu triste dueño
    la dulce munición del blando sueño,
    alimentando vanos pensamientos,

    pues traes los espíritus atentos
    sólo a representarme el grave ceño
    del rostro dulcemente zahareño
    (gloriosa suspensión de mis tormentos),

    el sueño (autor de representaciones),
    en su teatro, sobre el viento armado,
    sombras suele vestir de bulto bello.

    Síguelo; mostraráte el rostro amado,
    y engañarán un rato tus pasiones
    dos bienes, que serán dormir y vello.