Poema A la traicin de una hermosa de Ramn Lpez Velarde

A la traicin de una hermosa

de Ramn Lpez Velarde

A LA TRAICIN DE UNA HERMOSA

T que prendiste ayer los aurorales
fulgores del amor en mi ventana;
t, bella infiel, adoracin lejana,
madona de eucologios y misales;

t, que ostentas reflejos siderales
en el pecho enjoyado, grave hermana,
y en tus ojos, con lumbre sobrehumana,
brillan las tres virtudes teologales:

no pienses que tal vez te guardo encono
por tus nupcias de hoy. Que te bendiga
mi seor Jesucristo. Yo perdono

tu flaqueza, y esclavo de tu hechizo,
de tu primer hijuelo, dulce amiga,
celebrar en mis versos el bautizo.



Analizar métrica y rima de A la traicin de una hermosa