Poema Dos nios anhelantes de Csar Vallejo

Dos nios anhelantes

de Csar Vallejo


No. No tienen tamao sus tobillos; no es su espuela
suavsima, que da en las dos mejillas.
Es la vida no ms, de bata y yugo.

No. No tiene plural su carcajada,
ni por haber salido de un molusco perpetuo, aglutinante,
ni por haber entrado al mar descalza,
es la que piensa y marcha, es la finita.
Es la vida no ms; slo la vida.

Lo s, lo intuyo cartesiano, autmata,
moribundo, cordial, en fin, esplndido.
Nada hay
sobre la ceja cruel del esqueleto;
nada, entre lo que dio y tom con guante
la paloma, y con guante,
la eminente lombriz aristotlica;
nada delante ni detrs del yugo;
nada de mar en el ocano
y nada
en el orgullo grave de la clula.
Slo la vida; as: cosa bravsima.

Plenitud inextensa,
alcance abstracto, venturoso, de hecho,
glacial y arrebatado, de la llama;
freno del fondo, rabo de la forma.
Pero aquello
para lo cual nac ventilndome
y crec con afecto y drama propios,
mi trabajo rehsalo,
mi sensacin y mi arma lo involucran.
Es la vida y no ms, fundada, escnica.

Y por este rumbo,
su serie de rganos extingue mi alma
y por este indecible, endemoniado cielo,
mi maquinaria da silbidos tcnicos,
paso la tarde en la maana triste
y me esfuerzo, palpito, tengo fro.


Analizar métrica y rima de Dos nios anhelantes