Poema El caf de Nicomedes Santa Cruz

El caf

de Nicomedes Santa Cruz

A Hugo Guerrero Marthineitz.

Tengo tu mismo color
Y tu misma procedencia.
Somos aroma y esencia
Y amargo es nuestro sabor.
T viajaste a Nueva York
Con visa en Bab-el-Mandeb,
Yo mi Trpico cruc
De Abisinia a las Antillas.
Soy como ustedes semillas.
Son un grano de caf.

En los tiempos coloniales
T me viste en la espesura
Con mi liana a la cintura
Y mis abreos timbales.
Compaero de mis males,
Yo mismo te trasplant.
Surgiste y yo progres:
En los mejores hoteles
Te dijeron qu bien hueles!
Y yo asent “u, mesi!”.

T: de porcelana fina,
Cigarro puro y cognac.
Yo de smoking, yo de frac,
Yo recibiendo propina.
T a la Bolsa, yo a la ruina;
T subiste, yo baj...
En los muelles te encontr,
Vi que te echaban al mar
Y ni lo pude evitar
Ni a las aguas me arroj.

Y conocimos al Pen
Con su “caf carretero”,
Y hablando con el Obrero
Recorrimos la nacin.
Se habl de revolucin
Entre sorbos de caf:
Cog el machete... dud,
T me infundiste valor
Y a sangre y fuego y sudor
Mi libertad conquist...!

Despus vimos al Poeta:
Lejano, meditabundo,
Queriendo arreglar el mundo
Con una sola cuarteta.
Yo, convertido en peseta,
Hasta sus plantas rod:
Qu ojos los que ilumin,
Que triloga formamos
Los pobres que limosneamos
El Poeta y su caf...!

Tengo tu mismo color
Y tu misma procedencia,
Somos aroma y esencia
Y amargo es nuestro sabor...
Vamos hermanos, valor,
El caf nos pide fe;
Y Chang y Ochn y Agu
Piden un grito que vibre
Por nuestra Amrica Libre,
Libre como su caf!
Nicomedes Santa Cruz (1961)


Analizar métrica y rima de El caf