Poema El prncipe de bruces de Roque Dalton Garca

El prncipe de bruces

de Roque Dalton Garca


Era la hora de la injuria la fugaz poca de la maldicin
cuando mi padre recomenz en m otra prueba.

Yo era el nico sbdito que le quedaba a su locura
y aunque hasta entonces sola abofetearme de cuando en cuando
me hizo el honor de confiarme la marca negra de la ceniza de la frente.

Era noche para el gento sin antorchas
por el clima propicio y el olor de la selva
pero a la sazn estbamos solos y como con temor de avergonzarnos
de tal manera que mi padre fue rpido en la consagracin.
Me abandon antes de que me lavase el rostro en su presencia
con agua despaciosa del cenote sagrado.

Decid no destruir antes del amanecer la marca mgica
decid descubrirla a mis ojos mirndome en el agua
saba que con ello pisaba en un terreno mortal
pero ms fascinbame la ascensin a la sabidura.

A los tres das me encontraron muerto
rodeado de aves de rapia muertas
mi padre fue por agua al plido cenote
y me lav la cara sin llorar.


Analizar métrica y rima de El prncipe de bruces