Poema Las tres musas ltimas castellanas 4 de Francisco de Quevedo y Villegas

Las tres musas ltimas castellanas 4

de Francisco de Quevedo y Villegas



Aqu del Rey Jess! y qu es aquesto?
No le vale la iglesia al desdichado,
que entr a matarle dentro de sagrado,
sin temer casa Real, ni Santo puesto.

Favor a la justicia, alumbren presto,
corran tras de l, prendan al culpado;
no quiere resistirse, que embozado
de esperar a la ronda est dispuesto.

Llegaron a prenderle por codicia,
no de la espada ser mayor de marca;
mas visto que la trae de sangre llena,

preguntole quin era la justicia,
desembozose y dijo: Soy la Parca.
La Parca sois? Andad de enhorabuena.



Analizar métrica y rima de Las tres musas ltimas castellanas 4