Poema Los sueos malos de Antonio Machado

Los sueos malos

de Antonio Machado


Est la plaza sombra;
muere el da.
Suenan lejos las campanas.
De balcones y ventanas
se iluminan las vidrieras
con reflejos mortecinos,
como huesos blanquecinos
y borrosas calaveras.
En toda la tarde brilla
una luz de pesadilla.
Est el sol en el ocaso.
Suena el eco de mi paso.
Eres t? Ya te esperaba...
No eras t a quien yo buscaba.



Analizar métrica y rima de Los sueos malos