Poema Oda al cometa de 1825. Que el autor supone ser el mismo que apareci en 1811 de Jos Mara de Heredia

Oda al cometa de 1825. Que el autor supone ser el mismo que apareci en 1811

de Jos Mara de Heredia


Planeta de terror, monstruo del cielo,
errante masa de perennes llamas
que iluminas e inflamas
los desiertos del ter en tu vuelo;
Qu universo lejano
al sistema solar ora te enva?
Te lanza del Seor, la airada mano
a que destruyas en tu curso insano
del mundo la armona?

Cul es tu origen, astro pavoroso?
El sabio laborioso
para seguirte se fatiga en vano,
y ms all del invisible Urano
ve abismarse tu carro misterioso;
El influjo del sol all te alcanza,
o una funesta rebelin te lanza
a ilimitada y frvida carrera?
Bandido inaquietable de la esfera,
Ningn sistema habitas,
y tan cerca del sol te precipitas
para insultar su majestad severa?

Huye su luz, y teme que indignado
a su vasta atraccin ceder te ordene,
y entre Jove y Saturno te encadene,
de tu brillante ropa despojado.
Mas si tu curso con furor completas,
y le hiere tu disco de diamante,
arrojars triunfante
al sistema solar nuevos planetas.
Astro de luz, yo te amo. Cuando mira
tu faz el vulgo con asombro y miedo,
yo, al contemplarte ledo,
elvome al Criador: mi mente admira
su alta grandeza, y tmida le adora.
y no tan solo ahora
en mi alma dejas impresin profunda:
ya de la noche en el brillante velo,
de mi niez en los ardientes das,
a mi agitada mente parecas
un volcn en el cielo.

El ngel silencioso
que ora inocente direccin te inspira,
se armar del Seor con la palabra
cuando del libro del destino se abra
la pgina sangrienta de su ira.
Entonces furibundo
chocars con los astros, que lanzados
volarn de sus rbitas, hundidos
en el ter profundo,
y escombros abrasados
de mundos destruidos
llevarn el terror a otro sistema!...
Tente, Musa: respeta el velo obscuro
con que de Dios la majestad suprema,
envuelve la regin de lo futuro:
t, cometa fugaz, ardiente vuela,
y a millones de mundos ignorados
al Hacedor magnfico revela.



Analizar métrica y rima de Oda al cometa de 1825. Que el autor supone ser el mismo que apareci en 1811