Poema Oda. Traduccin de Horacio de Leandro Fernndez de Moratn

Oda. Traduccin de Horacio

de Leandro Fernndez de Moratn


El que inocente
la vida pasa
no necesita
morisca lanza,
fusco, ni corvos
arcos, ni aljaba
llena de flechas
envenenadas;
o a las regiones
que Hydaspe baa
o por las Syrtes
muy abrasadas,
o por el yermo
Cucaso vaya.

Yo la sabina
selva cruzaba,
cantando amores
a mi adorada
Llage, libre
de afn el alma,
por muy remoto
sitio, sin armas;
y un lobo fiero
me ve y se aparta.
Monstruo igual suyo
no tiene Daunia
en montes llenos
de encinas altas
ni los desiertos
de Mauritania,
donde leones
y tigres braman.

Ponme en los yertos
campos, do el aura
no goza estiva
ninguna planta:
lado del mundo,
regin helada
que infestan vientos
y nubes pardas,
o en la que al rayo
del sol cercana,
de habitaciones
carece y aguas;
Llage siempre
ser mi amada:
dulce si re,
dulce si canta.


Analizar métrica y rima de Oda. Traduccin de Horacio