Poema Parnaso espaol 27 de Francisco de Quevedo y Villegas

Parnaso espaol 27

de Francisco de Quevedo y Villegas



Esta miseria, gran seor, honrosa,
de la humana ambicin alma dorada;
esta pobreza ilustre acreditada,
fatiga dulce y inquietud preciosa;

este metal de la color medrosa
y de la fuerza contra todo osada
te vuelvo: que alta ddiva envidiada
enferma la fortuna ms dichosa.

Recbelo, Nern; que, en docta historia,
ms ser recibirlo que fue darlo,
y ms seguridad en m el volverlo:

pues juzgarn, y te ser ms gloria,
que diste oro a quien supo despreciarlo
para mostrar que supo merecerlo.



Analizar métrica y rima de Parnaso espaol 27