Poema Pasin de Manuel Mara Flores

Pasin

de Manuel Mara Flores


Hablame! Que tu voz, eco del cielo,
sobre la tierra por doquier me siga...
con tal de oir tu voz, nada me importa
que el desdn en tu labio me maldiga.

Mrame!... Tus miradas me quemaron,
y tengo sed de ese mirar, eterno...
por ver tus ojos, que se abrase mi alma
de esa mirada en el celeste infierno.

Amame!... Nada soy... pero tu diestra
sobre mi frente plida un instante,
puede hacer del esclavo arrodillado
el hombre rey de corazn gigante.

*

T pasas... y la tierra voluptuosa
se estremece de amor bajo tus huellas,
se entibia el aire, se perfuma el prado
y se inclinan a verte las estrellas.

Quisiera ser la sombra de la noche
para verte dormir sola y tranquila,
y luego ser la aurora... y despertarte
con un beso de luz en la pupila.

Soy tuyo, me posees... un solo tomo
no hay en mi ser que para ti no sea:
dentro de mi corazn eres latido,
y dentro de mi cerebro eres idea.

*

Oh! por mirar tu frente pensativa
y plido de amores tu semblante;
por sentir el aliento de tu boca
mi labio acariciar un solo instante;

por estrechar tus manos virginales
sobre mi corazn, yo de rodillas,
y devorar con mis tremente besos
lgrimas de pasin en tus mejillas;

yo te diera... no s... no tengo nada!...
-el poeta es mendigo de la tierra-
toda la sangre que en mis venas arde!
todo lo grande que mi mente encierra!

*

Mas no soy para ti... Si entre tus brazos
la suerte loca me arrojara un da,
al terrible contacto de tus labios
tal vez mi corazn... se rompera!

Nunca ser... Para mi negra vida
la inmensa dicha del amor no existe...
slo nac para llevar en mi alma
todo lo que hay de tempestuoso y triste.

Y quisiera morir... pero en tus brazos,
con la embriaguez de la pasin ms loca,
y que mi ardiente vida se apagara
al soplo de los besos de tu boca



Analizar métrica y rima de Pasin