Poema Por tierras de sol y sangre VI. Almera de Francisco Villaespesa

Por tierras de sol y sangre VI. Almera

de Francisco Villaespesa

VI. ALMERA

En el espejo de tu mar tranquila
la mole secular de la Alcazaba,
como en el fondo azul de una pupila,
su morisca silueta recortaba.

En el ureo fluir del medioda,
reclinada en mi seno su cabeza,
hinchaba el pecho y la pupila
abra para aspirar tu clida belleza.

Y haba besos y cnticos y risas
en su boca, en mi boca y en tus brisas...
Pas el ensueo de la juventud...

Y, enlutado y sin fe, surco tus olas
en negra barca, con mi pena a solas,
igual que un muerto sobre un atad!



Analizar métrica y rima de Por tierras de sol y sangre VI. Almera