Poema Siempre el adis de Gonzalo Rojas

Siempre el adis

de Gonzalo Rojas


T llorars a mares
tres negros das, ya pulverizada
por mi recuerdo, por mis ojos fijos
que te vern llorar detrs de las cortinas de tu alcoba,
sin inmutarse, como dos espinas,
porque la espina es la flor de la nada.
Y me estars llorando sin saber por qu lloras,
sin saber quin se ha ido:
si eres t, si soy yo, si el abismo es un beso.

Todo ser de golpe
como tu llanto encima de mi cara vaca.
Corrers por las calles. Me mirars sin verme
en la espalda de todos los varones que marchan al trabajo.
Entrars en los cines para orme en la sombra del murmullo.Abrirs
la mampara estridente: all estarn las mesas esperandomi risa
tan ronca como el vaso de cerveza, servido y desolado.


Analizar métrica y rima de Siempre el adis