Poema Soneto V Cien sonetos de amor (1959) Maana de Pablo Neruda

Soneto V Cien sonetos de amor (1959) Maana

de Pablo Neruda

SONETO V

No te toque la noche ni el aire ni la aurora,
slo la tierra, la virtud de los racimos,
las manzanas que crecen oyendo el agua pura,
el barro y las resinas de tu pas fragante.

Desde Quinchamal donde hicieron tus ojos
hasta tus pies creados para m en la Frontera
eres la greda oscura que conozco:
en tus caderas toco de nuevo todo el trigo.

Tal vez t no sabas, araucana,
que cuando antes de amarte me olvid de tus besos
mi corazn qued recordando tu boca,

y fui como un herido por las calles
hasta que comprend que haba encontrado,
amor, mi territorio de besos y volcanes.


Analizar métrica y rima de Soneto V Cien sonetos de amor (1959) Maana