• Busca entre miles de poemas en español aquellos que contengan la palabra o palabras que desees.

Se han encontrado 408 poemas con la palabra "madre" se muestran del 1 al 10
  • Carlos Pellicer

    Nocturno a mi madre

    Carlos Pellicer

    625 veces visto

  • Hace un momento
    mi madre y yo dejamos de rezar.
    Entré en mi alcoba y abrí la ventana.
    [...]
    Hace un momento,
    mi madre y yo dejamos de rezar.
    Rezar con mi madre ha sido siempre
    [...]
    espíritu se llena de gozo para siempre jamás.
    Mi madre se llama Deifilia,
    que quiere decir hija de Dios, flor de toda verdad.
    [...]
    y en mis ojos su luminosidad.
    Mi madre es alegre y adora el campo y la lluvia,
    y el complicado orden de la ciudad.
    [...]
    siento en mí que la suprema poesía
    es la voz de mi madre delante del altar.
    Hace un momento la oí que abrió su ropero,
    [...]
    Cuando la pobreza se ha quedado a vivir en nuestra casa,
    mi madre le ha hecho honores de princesa real.
    Doña Deifilia Cámara de Pellicer
    [...]
    es tan ingeniosa y enérgica y alegre como la tierra tropical.
    Oigo que mi madre ha salido de su alcoba.
    El silencio es tan claro que parece retoñar.
    [...]
    Mi voz se queda sola entre la noche
    ahora que mi madre ha apagado su alcoba.
    Yo vigilo su sueño y acomodo sus nubes
    [...]
    Mi voz se queda sola entre la noche
    para decirte, oh madre, sin decirlo,
    cómo mi corazón disminuirá su toque
    [...]
    El ángel de la noche también sueña.
    Sólo yo, madre mía, no duermo sin tu sueño!
    [...]

    Seguir leyendo Nocturno a mi madre


  • José Cadalso

    Letrillas pueriles de Dalmiro

    José Cadalso

    873 veces visto

  • De amores me muero,
    mi madre, acudid,
    si no llegáis pronto,
    [...]
    De amores me muero,
    mi madre, acudid,
    si no llegáis pronto,
    [...]
    vereisme morir.
    Y a fe, madre mía,
    que allá en el jardín,
    [...]
    De amores me muero,
    mi madre, acudid,
    si no llegáis pronto,
    [...]
    De amores me muero,
    mi madre, acudid,
    si no llegáis pronto,
    [...]
    De amores me muero,
    mi madre, acudid,
    si no llegáis pronto,
    [...]
    De amores me muero,
    mi madre, acudid,
    si no llegáis pronto,
    [...]
    De amores me muero,
    mi madre, acudid,
    si no llegáis pronto,
    [...]
    al pobre, decid:
    «¿Qué queréis, mi madre,
    que me pase a mí?»
    [...]
    De amores me muero,
    mi madre, acudid,
    si no llegáis pronto
    [...]
    De amores me muero,
    mi madre, acudid,
    si no llegáis pronto,
    [...]
    De amores me muero,
    mi madre, acudid,
    si no llegáis pronto,
    [...]

    Seguir leyendo Letrillas pueriles de Dalmiro


  • María Rosalía Rita de Castro

    Ay!, cuando los hijos mueren

    María Rosalía Rita de Castro

    911 veces visto

  • rosas tempranas de abril,
    de la madre el tierno llanto
    vela su eterno dormir.
    [...]
    ¡ay!, que el eterno sufrir
    de la madre, sigue al hijo
    a las regiones sin fin.
    [...]
    Mas cuando muere una madre,
    único amor que hay aquí;
    [...]
    ¡ay!, cuando una madre muere,
    debiera un hijo morir.
    [...]
    II
    Yo tuve una dulce madre,
    concediéramela el cielo,
    [...]
    al blando son de sus rezos.
    Mas la dulce madre mía,
    sintió el corazón enfermo,
    [...]
    dieron al viento sus ecos;
    murióse la madre mía;
    sentí rasgarse mi seno.
    [...]
    estaba junto a mi lecho...
    Tengo otra madre en lo alto...
    ¡por eso yo no me he muerto!
    [...]

    Seguir leyendo Ay!, cuando los hijos mueren


  • César Vallejo

    El buen sentido

    César Vallejo

    1142 veces visto

  • Hay, madre, un sitio en el mundo, que se llama París. Un sitiomuy grande y lejano y otra vez grande.
    Mi madre me ajusta el cuello del abrigo, no porque empieza a nevar,sino para que empiece a nevar.
    [...]
    La mujer de mi padre está enamorada de mí, viniendo yavanzando de espaldas a mi nacimiento y de pecho a mi muerte. Que soydos veces suyo: por el adiós y por el regreso. La cierro, alretornar. Por eso me dieran tánto sus ojos, justa de mí,in fraganti de mí, aconteciéndose por obras terminadas,por pactos consumados.
    Mi madre está confesa de mí, nombrada de mí.¿Cómo no da otro tanto a mis otros hermanos? AVíctor, por ejemplo, el mayor, que es tan viejo ya, que lasgentes dicen: ¡Parece hermano menor de su madre! ¡Fuereporque yo he viajado mucho! ¡Fuere porque yo he vivido más!
    Mi madre acuerda carta de principio colorante a mis relatos de regreso.Ante mi vida de regreso, recordando que viajé durante doscorazones por su vientre, se ruboriza y se queda mortalmentelívida, cuando digo, en el tratado del alma: Aquella noche fuidichoso. Pero, más se pone triste; más se pusiera triste.
    [...]
    Hijo, ¡cómo estás viejo!
    Y desfila por el color amarillo a llorar, porque me halla envejecido,en la hoja de espada, en la desembocadura de mi rostro. Llora demí, se entristece de mí. ¿Qué faltahará mi mocedad, si siempre seré su hijo? ¿Porqué las madres se duelen de hallar envejecidos a sus hijos, sijamás la edad de ellos alcanzará a la de ellas? ¿Ypor qué, si los hijos, cuanto más se acaban, másse aproximan a los padres? ¡Mi madre llora porque estoy viejo demi tiempo y porque nunca llegaré a envejecer del suyo!
    Mi adiós partió de un punto de su ser, más externoque el punto de su ser al que retorno. Soy, a causa del excesivo plazode mi vuelta, más el hombre ante mi madre que el hijo ante mimadre. Allí reside el candor que hoy nos alumbra con tresllamas. Le digo entonces hasta que me callo:
    [...]
    Hay, madre, en el mundo un sitio que se llama París. Un sitiomuy grande y muy lejano y otra vez grande.
    La mujer de mi padre, al oírme, almuerza y sus ojos mortalesdescienden suavemente por mis brazos.
    [...]

    Seguir leyendo El buen sentido


  • José María Gabriel y Galán

    La fuente vaquera

    José María Gabriel y Galán

    580 veces visto

  • Fuente Vaquera.
    ¡Ay! ¡Dónde irá esa madre
    tierna y sencilla!...
    [...]
    de aquella fuente?...
    ¡Pobre madre, si, ansiosa,
    vuelve a su nido
    [...]
    de abandonarlos,
    no volviera su madre
    nunca a arrullarlos!...
    [...]
    de un asesino.
    Aquella pobre madre
    casi expirante
    [...]
    era la madre tierna,
    la madre amante,
    [...]
    de despedida.
    Y aquella tierna madre,
    cuando sufría
    [...]

    Seguir leyendo La fuente vaquera


  • José de Espronceda

    El arrepentimiento

    José de Espronceda

    1635 veces visto


  • A MI MADRE
    Triste es la vida cuando piensa el alma,
    [...]
    Mi vida resbalaba entre delicias
    prodigadas, ¡oh madre!, por tu amor.
    ¡Cuántas veces, entonces, tus caricias
    [...]
    acallaron mi llanto y mi clamor!
    ¡Cuántas me diste, oh madre, un tierno abrazo
    porque alegre y risueño te miré!
    [...]
    ni te miraban mis ojos.
    ¡Sí, madre! Yo no creí
    que fuese cierto tu aviso;
    [...]
    llevados de un desvarío.
    Por el sueño, madre mía,
    del porvenir, sin temor,
    [...]
    ¡ah!, si supieras cuánto he padecido,
    me tuvieras, ¡os madre!, compasión.
    No te admires de hallarme en este estado,
    [...]
    que dure más que el maternal amor.
    Vuelve, ¡oh madre!, a mirarme con cariño;
    tus caricias y halagos tórname;
    [...]
    de nuestro amor sigamos disfrutando
    en sus engaños, madre, sin pensar.
    Porque es triste vivir si piensa el alma,
    [...]

    Seguir leyendo El arrepentimiento


  • Juan Ramón Jiménez

    La muerte es una madre nuestra antigua

    Juan Ramón Jiménez

    844 veces visto


  • nuestra primera madre, que nos quiere
    a través de las otras, siglo a siglo,
    [...]
    y nunca, nunca nos olvida;
    madre que va, inmortal, atesorando
    para cada uno de nosotros sólo
    [...]
    el corazón de cada madre muerta;
    que esta más cerca de nosotros,
    [...]
    cuantas más madres nuestras mueren;
    para quien cada madre sólo es
    un arca de cariño que robar
    [...]
    para cada uno de nosotros sólo;
    madre que nos espera,
    como madre final, con un abrazo inmensamente abierto,
    [...]

    Seguir leyendo La muerte es una madre nuestra antigua


  • Antonio Machado

    La tierra de Alvargonzález (cuento leyenda)

    Antonio Machado

    2368 veces visto

  • mundo entero.
    Mucho lloró la madre. Alvargonzález vendió el encinar, y dio a su hijo cuanto había de heredar.
    -Toma lo tuyo, hijo mío, y que Dios te acompañe. Sigue tu idea y sabe
    [...]
    sus hermanos. Las nudosas manos del viejo acariciaban la rubia candela.
    La madre pasaba las cuentas de un negro rosario. En la pared ahumada,
    colgaba el hacha reluciente, con que el viejo hacía leña de las ramas de
    [...]
    Los tres niños se alejan. El menor, que ha quedado atrás, vuelve la
    cara y su madre lo llama. El niño vuelve hacia la casa y los hermanos
    siguen su camino hacia el encinar.
    [...]
    Los mayores de Alvargonzález vuelven del monte con la tarde, cargados
    de estepas. La madre enciende el candil y el mayor arroja astillas y
    jaras sobre el tronco de roble, y quiere hacer el fuego en el hogar,
    [...]
    más pequeño echa sobre el hogar un puñado de estepas, y una roja llama
    alumbra la cocina. La madre sonríe, y Alvargonzález coge en brazos al
    niño y lo sienta en sus rodillas, a la diestra del fuego.
    [...]
    La maldad de los hombres es como la Laguna Negra, que no tiene fondo.
    La madre murió a los pocos meses. Los que la vieron muerta una
    mañana, dicen que tenía cubierto el rostro entre las manos frías y
    [...]

    Seguir leyendo La tierra de Alvargonzález (cuento leyenda)


  • Gonzalo de Berceo

    Milagro I La casulla de San Ildefonso

    Gonzalo de Berceo

    1261 veces visto

  • Asentó buena vinna, çerca de buen parral,
    La madre con el fijo, par que non a egual.
    Tiempo de quaresma es de afliction,
    [...]
    Adusso la Gloriosa un present muy onrrado.
    Apareçiol la madre del Rey de Magestat
    Con un libro en mano de muy grant calidat,
    [...]
    Oy en el dia sancto de Navidat.
    Dichas estas palabras la madre Gloriosa
    Tolloseli de oios, non vió nulla cosa:
    [...]
    Acabo su offiçio la persona preçiosa,
    De la madre de Xpo criada e esposa.
    De seer en la catedra que tu estás posado
    [...]
    Finó Sant Illefonsso preçioso confesor:
    Onrrólo la Gloriosa, madre del Criador,
    Diol grant onrra al cuerpo, al alma muy meior.
    [...]
    Disso palabras locas el torpe peccador,
    Pesaron a la Madre de Dios nuestro sennor.
    Disso unas palabras de muy grant liviandat:
    [...]
    A los que dessierven sabelos mal curar.
    Amigos a tal madre aguardarla debamos:
    Si a ella sirvieremos nuestra pro buscaremos,
    [...]

    Seguir leyendo Milagro I La casulla de San Ildefonso


  • José Martí

    Los zapaticos de Rosa

    José Martí

    670 veces visto

  • «Yo voy con mi niña hermosa»,
    Le dijo la madre buena:
    «¡No te manches en la arena
    [...]
    Por la calle del laurel:
    La madre cogió un clavel
    Y Pilar cogió un jazmín.
    [...]
    Nadie quiere verlas ir:
    La madre se echa a reír,
    Y un viejo se echa a llorar.
    [...]
    De la orilla de la mar,
    Para la madre y Pilar
    Manda luego el padre el coche.
    [...]
    Con la cabecita baja?
    Bien sabe la madre hermosa
    Por qué le cuesta el andar:
    [...]
    Se quitó los espejuelos.
    Abrió la madre los brazos:
    Se echó Pilar en su pecho,
    [...]

    Seguir leyendo Los zapaticos de Rosa