Poemas de Lope de Vega

Lope-de-Vega
Nombre: Lope de Vega
Nacimiento: Madrid 25 de noviembre de 1562
Muerte: Madrid 27 de agosto de 1635
Nacionalidad: España
Biografía de Lope de Vega

Poemas de Lope de Vega

Arte nuevo de hacer comedias en este tiempo  >> Arte nuevo de hacer comedias en este tiempo
De la belleza de su amada  >> De la belleza de su amada
Canción  >> Poesía dispersa
Vida cumplida  >> Poesía dispersa
A mis soledades voy  >> Poesía dispersa
Un soneto me manda hacer Violante  >> Poesía dispersa
De la abrasada eclíptica que ignora  >> Poesía dispersa
Ruego a la muerte  >> Poesía dispersa
Oh, libertad preciosa Canción  >> Poesía dispersa
Boscán, tarde llegamos  >> Poesía dispersa
Tú, que epitafios a los vivos haces  >> Poesía dispersa
Pobre barquilla mía  >> Poesía dispersa
Silva V (Gatomaquia)  >> Rimas humanas y divinas del licenciado Tomé de Burguillos   >> La Gatomaquia
Soneto (Gatomaquia)  >> Rimas humanas y divinas del licenciado Tomé de Burguillos   >> La Gatomaquia
Silva III (Gatomaquia)  >> Rimas humanas y divinas del licenciado Tomé de Burguillos   >> La Gatomaquia
Silva VII (Gatomaquia)  >> Rimas humanas y divinas del licenciado Tomé de Burguillos   >> La Gatomaquia
Silva IV (Gatomaquia)  >> Rimas humanas y divinas del licenciado Tomé de Burguillos   >> La Gatomaquia
Silva II (Gatomaquia)  >> Rimas humanas y divinas del licenciado Tomé de Burguillos   >> La Gatomaquia
Silva VI (Gatomaquia)  >> Rimas humanas y divinas del licenciado Tomé de Burguillos   >> La Gatomaquia
Silva I (Gatomaquia)  >> Rimas humanas y divinas del licenciado Tomé de Burguillos   >> La Gatomaquia
Pluma, las musas, de mi genio autoras  >> Rimas humanas y divinas del licenciado Tomé de Burguillos   >> Sonetos
La nueva juventud gramaticanda  >> Rimas humanas y divinas del licenciado Tomé de Burguillos   >> Sonetos
Resuelta en polvo ya, mas siempre hermosa  >> Rimas humanas y divinas del licenciado Tomé de Burguillos   >> Sonetos
Señoras musas, pues que siempre mienten  >> Rimas humanas y divinas del licenciado Tomé de Burguillos   >> Sonetos
Quítenme aquesta puente que me mata  >> Rimas humanas y divinas del licenciado Tomé de Burguillos   >> Sonetos
El galán de la linda bigotera  >> Rimas humanas y divinas del licenciado Tomé de Burguillos   >> Sonetos
Sirvan de ramo a sufridora frente  >> Rimas humanas y divinas del licenciado Tomé de Burguillos   >> Sonetos
A Temis consultó Venus hermosa  >> Rimas humanas y divinas del licenciado Tomé de Burguillos   >> Sonetos
Veros de almíbar y de miel rosada  >> Rimas humanas y divinas del licenciado Tomé de Burguillos   >> Sonetos
Contaba, Clori, ayer un estudiante  >> Rimas humanas y divinas del licenciado Tomé de Burguillos   >> Sonetos
Aquí de Amor, que mata la dureza  >> Rimas humanas y divinas del licenciado Tomé de Burguillos   >> Sonetos
Oh gran Virgilio!, si sangrientas vieras  >> Rimas humanas y divinas del licenciado Tomé de Burguillos   >> Sonetos
Que Tomé de Burguillos me llamase  >> Rimas humanas y divinas del licenciado Tomé de Burguillos   >> Sonetos
Tiraba rosas el Amor un día  >> Rimas humanas y divinas del licenciado Tomé de Burguillos   >> Sonetos
Bien pensará quien viere, Paz hermosa  >> Rimas humanas y divinas del licenciado Tomé de Burguillos   >> Sonetos
Reliquias ya de navegante flota  >> Rimas humanas y divinas del licenciado Tomé de Burguillos   >> Sonetos
Hermoso desaliño, en quien se fía  >> Rimas humanas y divinas del licenciado Tomé de Burguillos   >> Sonetos
Si habéis visto al sofí sin caperuza  >> Rimas humanas y divinas del licenciado Tomé de Burguillos   >> Sonetos
Qué estrella saturnal, tirana hermosa  >> Rimas humanas y divinas del licenciado Tomé de Burguillos   >> Sonetos
Si palos dais con ese palo hermoso  >> Rimas humanas y divinas del licenciado Tomé de Burguillos   >> Sonetos
Excelso monte, cuya verde cumbre  >> Rimas humanas y divinas del licenciado Tomé de Burguillos   >> Sonetos
Llevóme Febo a su Parnaso un día  >> Rimas humanas y divinas del licenciado Tomé de Burguillos   >> Sonetos
Como si fuera cándida escultura  >> Rimas humanas y divinas del licenciado Tomé de Burguillos   >> Sonetos
Retira del balcón la gallardía  >> Rimas humanas y divinas del licenciado Tomé de Burguillos   >> Sonetos
Señora, aunque soy pobre, no venía  >> Rimas humanas y divinas del licenciado Tomé de Burguillos   >> Sonetos
Muérome por llamar Juanilla a Juana  >> Rimas humanas y divinas del licenciado Tomé de Burguillos   >> Sonetos
Peniso amigo, codiciar mi muerte  >> Rimas humanas y divinas del licenciado Tomé de Burguillos   >> Sonetos
Quien no sabe de amor, viva entre fieras  >> Rimas humanas y divinas del licenciado Tomé de Burguillos   >> Sonetos
Lazos de plata, y de esmeralda rizos  >> Rimas humanas y divinas del licenciado Tomé de Burguillos   >> Sonetos
En un arco de perlas una flecha  >> Rimas humanas y divinas del licenciado Tomé de Burguillos   >> Sonetos
Yace (a la sombra que la gran montaña  >> Rimas humanas y divinas del licenciado Tomé de Burguillos   >> Sonetos
Dos cosas despertaron mis antojos  >> Rimas humanas y divinas del licenciado Tomé de Burguillos   >> Sonetos
Los que en sonoro verso y dulce rima  >> Rimas humanas y divinas del licenciado Tomé de Burguillos   >> Sonetos
Cuando elegante, de los dos idiomas  >> Rimas humanas y divinas del licenciado Tomé de Burguillos   >> Sonetos
Juana, mi amor me tiene en tal estado  >> Rimas humanas y divinas del licenciado Tomé de Burguillos   >> Sonetos
Caen de un monte a un valle, entre pizarras  >> Rimas humanas y divinas del licenciado Tomé de Burguillos   >> Sonetos
Tomé la pluma, Fabio, al gallicinio  >> Rimas humanas y divinas del licenciado Tomé de Burguillos   >> Sonetos
Al doctor Francisco de Quintana  >> Rimas humanas y divinas del licenciado Tomé de Burguillos   >> Sonetos
Dormido, Manzanares discurría  >> Rimas humanas y divinas del licenciado Tomé de Burguillos   >> Sonetos
Pleitos, a vuestros dioses procesales  >> Rimas humanas y divinas del licenciado Tomé de Burguillos   >> Sonetos
Picó atrevido un átomo viviente  >> Rimas humanas y divinas del licenciado Tomé de Burguillos   >> Sonetos
Como suele correr desnudo atleta  >> Rimas humanas y divinas del licenciado Tomé de Burguillos   >> Sonetos
Sulca del mar de Amor las rubias onda  >> Rimas humanas y divinas del licenciado Tomé de Burguillos   >> Sonetos
Si entré, si vi, si hablé, señora mía  >> Rimas humanas y divinas del licenciado Tomé de Burguillos   >> Sonetos
Válate Dios, el charco, el que provocas  >> Rimas humanas y divinas del licenciado Tomé de Burguillos   >> Sonetos
Paso, Amadís, que el reino del espanto  >> Rimas humanas y divinas del licenciado Tomé de Burguillos   >> Sonetos
Aquí, con gran placer de su heredero  >> Rimas humanas y divinas del licenciado Tomé de Burguillos   >> Sonetos
Más eres sol que sastre (¡extraño caso!)  >> Rimas humanas y divinas del licenciado Tomé de Burguillos   >> Sonetos
Este, si bien sarcófago, no duro  >> Rimas humanas y divinas del licenciado Tomé de Burguillos   >> Sonetos
Juanilla, por tus pies andan perdidos  >> Rimas humanas y divinas del licenciado Tomé de Burguillos   >> Sonetos
Juana, para sufrir tu armado brío  >> Rimas humanas y divinas del licenciado Tomé de Burguillos   >> Sonetos
Yacen en este mármol la blandura  >> Rimas humanas y divinas del licenciado Tomé de Burguillos   >> Sonetos
Entre las soledades, don Francisco  >> Rimas humanas y divinas del licenciado Tomé de Burguillos   >> Sonetos
Soberbias torres, altos edificios  >> Rimas humanas y divinas del licenciado Tomé de Burguillos   >> Sonetos
Púsose Amor en la nariz el dedo  >> Rimas humanas y divinas del licenciado Tomé de Burguillos   >> Sonetos
Compusieron de vos, Palas altiva  >> Rimas humanas y divinas del licenciado Tomé de Burguillos   >> Sonetos
Ocioso, Elena, fue vuestro presente  >> Rimas humanas y divinas del licenciado Tomé de Burguillos   >> Sonetos
Aquí del rey, señores. ¿Por ventura  >> Rimas humanas y divinas del licenciado Tomé de Burguillos   >> Sonetos
Tanto mañana, y nunca ser mañana!  >> Rimas humanas y divinas del licenciado Tomé de Burguillos   >> Sonetos
Quien supiere, señores, de un pasante  >> Rimas humanas y divinas del licenciado Tomé de Burguillos   >> Sonetos
Era la mula de un doctor hallada  >> Rimas humanas y divinas del licenciado Tomé de Burguillos   >> Sonetos
Oh, qué secreto, damas; oh galanes  >> Rimas humanas y divinas del licenciado Tomé de Burguillos   >> Sonetos
Tan vergonzosa Venus, tan mirlada  >> Rimas humanas y divinas del licenciado Tomé de Burguillos   >> Sonetos
Celebró de Amarilis la hermosura  >> Rimas humanas y divinas del licenciado Tomé de Burguillos   >> Sonetos
Por convidado un sátiro tenía  >> Rimas humanas y divinas del licenciado Tomé de Burguillos   >> Sonetos
Trece son los tudescos que el hosquillo  >> Rimas humanas y divinas del licenciado Tomé de Burguillos   >> Sonetos
A ti la lira, a ti de Delfo y Delo  >> Rimas humanas y divinas del licenciado Tomé de Burguillos   >> Sonetos
Yo, Bragadoro, valenzuela en raza  >> Rimas humanas y divinas del licenciado Tomé de Burguillos   >> Sonetos
Señora mía, vos habéis querido  >> Rimas humanas y divinas del licenciado Tomé de Burguillos   >> Sonetos
Vuesa merced se puso a la ventana  >> Rimas humanas y divinas del licenciado Tomé de Burguillos   >> Sonetos
Bien puedo yo pintar una hermosura  >> Rimas humanas y divinas del licenciado Tomé de Burguillos   >> Sonetos
Erase el mes de más hermosos días  >> Rimas humanas y divinas del licenciado Tomé de Burguillos   >> Sonetos
Digna siempre será tu docta frente  >> Rimas humanas y divinas del licenciado Tomé de Burguillos   >> Sonetos
A la primera luz que al viento mueve  >> Rimas humanas y divinas del licenciado Tomé de Burguillos   >> Sonetos
Quién eres, celemín ¿Quién eres, fiera   >> Rimas humanas y divinas del licenciado Tomé de Burguillos   >> Sonetos
El sucesor del gótico arrogante  >> Rimas humanas y divinas del licenciado Tomé de Burguillos   >> Sonetos
Para que no compréis artificiales  >> Rimas humanas y divinas del licenciado Tomé de Burguillos   >> Sonetos
Espíritus sanguíneos vaporosos  >> Rimas humanas y divinas del licenciado Tomé de Burguillos   >> Sonetos
Águila, cuyo pico soberano  >> Rimas sacras
Lucas, tan justamente peregrino  >> Rimas sacras
Bajaba con sus cándidas ovejas  >> Rimas sacras
Por celebrar, Domingo soberano  >> Rimas sacras
En esta tabla de tu Cruz divina  >> Rimas sacras
Buscaba Madalena pecadora  >> Rimas sacras
El cabello tendido por el manto  >> Rimas sacras
Si de piel asperísima vestido  >> Rimas sacras
Bajaba del nubífero Carmelo  >> Rimas sacras
Esta cabeza, cuando viva, tuvo  >> Rimas sacras
Levantaréme de la seca tierra  >> Rimas sacras
Aquí cuelgo la lira que desamo  >> Rimas sacras


Poesías de Lope de Vega preferidas de nuestros lectores


  • Amor, mil años ha que me has jurado


  • Soneto 103

    Amor, mil años ha que me has jurado
    pagarme aquella deuda en plazos breves;
    mira que nunca pagas lo que debes,
    que esto sólo no tienes de hombre honrado.

    Muchas veces, Amor, me has engañado
    con firmas falsas y esperanzas leves;
    a estelionatos con mi fe te atreves,
    jurando darme lo que tienes dado.

    Hoy que llega mi vida al plazo estrecho,
    si en palabras me traes y en engaños,
    que te echaré en la cárcel no lo dudo.

    Mas, ¿cómo pagarás, Amor, si has hecho
    pleito de acreedores por mil años
    y, en buscando tu hacienda, estás desnudo?


  • Oh, libertad preciosa Canción


  • ¡Oh libertad preciosa,
    no comparada al oro,
    ni al bien mayor de la espaciosa tierra,
    más rica y más gozosa
    que el precioso tesoro
    que el mar del sur entre su nácar cierra
    con armas, sangre y guerra,
    con las vidas y famas,
    conquistado en el mundo;
    paz dulce, amor profundo,
    que el mar apartas y a tu bien nos llamas;
    en ti sola se anida
    oro, tesoro, paz, bien , gloria y vida!
    Cuando de las humanas
    tinieblas vi del cielo
    la luz, principio de mis dulces días,
    aquellas tres hermanas
    que nuestro humano velo
    texiendo, llevan por inciertas vías,
    las duras penas mías
    trocaron en la gloria
    que en libertad poseo,
    con siempre igual deseo,
    donde verá por mi dichosa historia
    quien más leyere en ella
    que es dulce libertad lo menos della.
    Yo, pues, señor exento
    desta montaña y prado,
    gozo la gloria y libertad que tengo.
    Soberbio pensamiento
    jamás ha derribado
    la vida humilde y pobre que sostengo.
    Cuando a las manos vengo
    con el muchacho ciego,
    haciendo rostro embisto,
    venzo, triunfo y resisto
    la flecha, el arco, la pozoña, el fuego,
    y con libre albedrío
    lloro el ajeno mal y canto el mío
    Cuando la aurora baña
    con helado rocío
    de aljófar celestial el monte y prado,
    salgo de mi cabaña,
    riberas de este río,
    a dar el nuevo pasto a mi ganado,
    y cuando el sol dorado
    muestra sus fuerzas graves,
    al sueño el pecho inclino
    debaxo un sauce o pino,
    oyendo el son de las parleras aves
    o ya gozando el aura
    donde el perdido aliento se restaura.
    Cuando la noche oscura
    con su estrellado manto
    el claro día en su tiniebla encierra,
    y suela en la espesura
    el tenebroso canto
    de los nocturnos hijos de la tierra,
    al pie de aquesta sierra
    con rústicas palabras
    mi ganadillo cuento
    y el corazón contento
    del gobierno de ovejas y de cabras,
    la temerosa cuenta
    del cuidadoso rey me representa.
    Aquí la verde pera
    con la manzana hermosa,
    de gualda y roja sangre matizada,
    y de color de rosa
    la cermeña olorosa
    tengo, y la endrina de color morada;
    aquí de la enramada
    parra que al olmo enlaza
    melosas uvas cojo;
    y en cantidad recojo,
    al tiempo que las ramas desenlaza
    el caluroso estío,
    membrillos que coronan este río.
    No me da descontento
    el hábito costoso
    que de lascivo el pecho noble infama;
    es mi dulce sustento
    del campo generoso
    estas silvestres frutas que derrama;
    mi regalada cama,
    de blandas pieles y hojas,
    que algún rey la envidiara,
    y de ti, fuente clara,
    que, bullendo, el arena y agua arrojas,
    estos cristales puros,
    sustentos pobres, pero bien seguros.
    Estése el cortesano
    procurando a su gusto
    la blanda cama y el mejor sustento;
    bese la ingrata mano
    del poderoso injusto,
    formando torres de esperanza al viento;
    viva y muera sediento
    por el honroso oficio,
    y goce yo del suelo,
    al aire, al sol y al hielo,
    ocupado en mi rústico ejercicio;
    que más vale pobreza
    en paz que en guerra mísera riqueza.
    Ni temo al poderoso
    ni al rico lisonjeo,
    ni soy camaleón del que gobierna,
    ni me tiene envidioso
    ni ambición y el deseo
    de ajena gloria ni de fama eterna;
    carne sabrosa y tierna,
    vino aromatizado,
    pan blanco de aquel día,
    en prado, en fuerte fría,
    halla un pastor un hambre fatigado,
    que el grande y el pequeño
    somos iguales lo que dura el sueño.