Poema A una francesa de Amado Nervo

A una francesa

de Amado Nervo


El mal, que en sus recursos es proficuo,
jamás en vil parodia tuvo empachos:
Mefistófeles es un cristo oblicuo
que lleva retorcidos los mostachos.

Y tú, que eres unciosa como un ruego
y sin mácula y simple como un nardo,
tienes trágica crin dorada a fuego
y amarillas pupilas de leopardo.



Analizar métrica y rima de A una francesa


Comentarios de A una francesa