Poema Brindando en un convite de bodas de Juan Bautista Arriaza

Brindando en un convite de bodas

de Juan Bautista Arriaza



Constante Celia, a quien la suerte en vano
contradijo un afecto generoso,
yo te aplaudo el placer de hacer dichoso
a quien se enlaza a tu preciosa mano.

Amor, que un tiempo te afligió tirano,
hoy te arrebata en carro victorioso,
y coronada de su mirlo hermoso
al tálamo nupcial te lleva ufano.

Al blando yugo allí rindes el cuello;
y, cediendo a la noche misteriosa,
te mira el sol en su último destello.

Con el cariño que una flor dichosa,
que hoy la deja botón cerrado y bello,
para verla mañana abierta rosa.



Analizar métrica y rima de Brindando en un convite de bodas


Comentarios de Brindando en un convite de bodas

comments powered by Disqus