Poema Canción cinco de Blas de Otero

Canción cinco

de Blas de Otero


Por los puentes de Zamora,
sola y lenta, iba mi alma.

No por el puente de hierro,
el de piedra es el que amaba.

A ratos miraba al cielo,
a ratos miraba al agua.

Por los puentes de Zamora,
sola y lenta, iba mi alma.



Analizar métrica y rima de Canción cinco


Comentarios de Canción cinco