Poema Con nuevos lazos, como el mismo Apolo de Lope de Vega

Con nuevos lazos, como el mismo Apolo

de Lope de Vega


Soneto 68

Con nuevos lazos, como el mismo Apolo,
hallé en cabello a mi Lucinda un día,
tan hermosa, que al cielo parecía
en la risa del alba, abriendo el polo.
Vino un aire sutil, y desatólo
con blando golpe por la frente mía,
y dije a Amor que para qué tejía
mil cuerdas juntas para un arco solo.
Pero él responde: «Fugitivo mío,
que burlaste mis brazos, hoy aguardo
de nuevo echar prisión a tu albedrío».
Yo, triste, que por ella muero y ardo,
la red quise romper; ¡qué desvarío!,
pues más me enredo mientras más me guardo.



Analizar métrica y rima de Con nuevos lazos, como el mismo Apolo


Comentarios de Con nuevos lazos, como el mismo Apolo